martes, 29 de junio de 2010

"Este es un grupo sano, todos estamos en el mismo barco"

Le tocó entrar, salir, ser figura y estar en el banco. Mauricio Victorino vivió todas las sensaciones en lo que va del Mundial. Y es, como él mismo lo dice, "uno más en un grupo donde todos apuntamos a lo mismo". El zaguero de la `Uchi` habló de todo. De lo que pasó en la fase de grupos, del durísimo duelo que significó jugar ante Corea del Sur y de lo que le espera a Uruguay cuando se enfrente a Ghana en el choque por cuartos de final. "Va a ser un adversario muy duro, no podemos dar ventajas", admitió.

KIMBERLEY | JORGE SAVIA

-Siempre listo...

-Bueno, sí; a la orden, para eso vinimos, aunque si se da la oportunidad uno prefiere que no sea porque un compañero no está en condiciones físicas para jugar como en este caso. Es mejor que si esa ocasión llega, sea por la decisión del técnico, como pasó antes del partido contra Francia. Pero… está, acá vinimos todos para sumar y en esa estamos.

-Usted es un ejemplo, tal vez, porque después del buen rendimiento en el debut, no jugó ante Sudáfrica.

-Es lo que decía antes: uno está a la orden del entrenador y él decide lo mejor para el equipo. En ese segundo partido planteó otra forma de jugar que como lo hicimos contra Francia y si eso era lo mejor para el equipo, está bien, estamos todos en el mismo barco, uno hace la misma fuerza aunque, claro… se sufre más desde afuera que jugando.

-Contra Corea estuvo un tiempo afuera y otro adentro. ¿Cuál es su balance?

-Y… en un primer momento, en caliente, uno cuando llegó al vestuario, pensó que en el segundo tiempo no anduvimos bien como, por ejemplo, capaz que lo hicimos en el primero, pero después de haber visto el partido de vuelta, me parece que el primer tiempo fue parejo: nosotros hicimos ese gol de entrada, pero después ellos se empezaron a ir arriba en busca del empate y crearon chances, aunque nosotros fuimos más contundentes porque llegamos menos pero pateamos más al arco.

-En el segundo tiempo "se inclinó" la cancha.

-Sí, ahí hay que reconocer que Corea controló el partido, nosotros nos replegamos y a lo último, en el cuarto de hora final, tuvimos un empuje de rebeldía para poder ganar.

-Ahí sacaron fuerzas no se sabe de dónde cuando venía mal la mano.

-Sí, son esas cosas del fútbol. En ese momento, sentimos que habíamos sufrido tanto para llegar a donde llegamos y nos quedaban 15 minutos que nos podían dejar afuera del Mundial, así que nos hablamos y nos transmitimos tranquilidad, diciéndonos que, después de todo, Corea nos había empatado, que no estábamos eliminados. Por eso, ni bien pasó el gol de ellos empezamos a tener la pelota y de esa forma se hizo posible ese golazo que metió el "Lucho" Suárez.

-Se viene Ghana, un equipo de buen despliegue físico, que llega después de un partido en el que ustedes hicieron un gran desgaste.

-Nosotros vamos a preparar los partidos en la misma forma que lo hicimos antes, sabiendo que ahora son instancias finales, que los errores tienen que ser mínimos, porque nos vamos a encontrar con selecciones más fuertes, lógicamente, y Ghana es una de ellas.

-¿Puede gravitar la exuberancia física de los rivales?

-No, no creo. Eso no lo vamos a desconocer, es una característica de los africanos; pero después de un partido muy duro como el que jugamos, el descanso fue muy importante.

-Usted decía que Ghana es una selección fuerte.

-Sí; precisamente, desde ese punto de vista: físicamente, Ghana debe ser una de las selecciones más fuertes del mundo, pero en estos días le hemos dado un lugar importante a la recuperación y hemos empezado a hablar sobre el rival y vamos a estudiarlo.

-¿Usted lo ha visto?

-Sí, una parte; vimos el segundo tiempo contra EE. UU. y de acuerdo a eso, va a ser un rival durísimo.

-¿Son conscientes de cómo la gente se ha identificado con este equipo?

-Uno es consciente de lo que se está logrando, aunque es poco el tiempo que tiene para disfrutarlo, porque son apenas unas horas de relax después de cada partido y al día siguiente ya hay que entrar a pensar en el siguiente adversario, pero igual, en lo íntimo sentimos que estamos haciendo cosas importantes para nuestro país y eso nos deja muy contentos. Lo sentimos todos, porque este es un grupo sano donde los compañeros que no tienen la chance de jugar, están disfrutando y apoyando como los que están adentro de la cancha.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪