lunes, 19 de julio de 2010

“Cambiaría todos mis títulos por uno con mis compañeros”

Diego Forlán afirmó que si pudiese cambiar todos los reconocimientos individuales que recibió por el título con sus compañeros, lo haría. Y no descarta -primero hay que clasificar, como él mismo lo dijo- jugar el Mundial 2014. Pero reconoce que “para eso tenemos que trabajar”.

El mundo se sorprendió al ver a Uruguay en las semifinales del Mundial de Sudáfrica. Al final, no era un equipo de los más talentosos de la Copa. Antes del puntapié inicial se hablaba de España, Inglaterra, Brasil, Argentina... Pero los celestes escalaron por dos motivos. Primero, por la garra demostrada en el campo, en un comportamiento único entre las 32 selecciones que participaron en el torneo. Después, por la camisa 10 del equipo. Forlán jugó fuera de su posición de origen (es atacante y actuó como volante). Fue el artillero con cinco goles y cargó al equipo en su espalda.

Méritos públicamente reconocidos como el Balón de Oro, premio entregado por Fifa al mejor jugador del Mundial. Sin embargo, es imposible convencer a Forlán de eso. Unas semanas antes del Mundial, Lugano nos había dicho que confiaba en una gran campaña de Uruguay en Sudáfrica. "¿Ese era un sentimiento compartido con todos?", se le preguntó a Forlán. "Teníamos esperanza. Sabíamos que el equipo estaba bien y que había grandes posibilidades de hacer un gran Mundial. Comenzamos muy bien. Después, por el trabajo que veníamos haciendo, sabíamos que podíamos llegar lejos", dijo Diego.

En el último minuto de la disputa por el tercer lugar, contra Alemania, su tiro libre se estrelló en el travesaño. Fue la última pelota de Uruguay en la Copa.

-¿Qué te pasó por la cabeza en aquel momento? ¿Fue algo que te marcó?

-Era la última del partido. Pero la pelota salió. Se terminó el juego y algunas lágrimas cayeron. Pero estábamos contentos. Fue una gran campaña, quedando cuartos. Queríamos, claro, el tercer lugar. Pero no fue algo que manchó nuestra campaña.

-Conquistó el Balón de Oro del Mundial superando a varios grandes nombres, incluidos cinco finalistas. ¿Esperaba ese premio?

-No, no lo esperaba. Pensaba que iba a ser para alguno de ellos. Quedé muy contento al conquistarlo. Ser el mejor del Mundial fue algo increíble.

-Después de este premio, ¿considera que es favorito para ganar el otro Balón de Oro de la Fifa, el que se entrega al mejor jugador del año?

-No, no. No busco nada así. No pienso en esas cosas. Pienso en que tengo que entrenar, jugar y hacer las cosas de la mejor manera posible. Después, las cosas pasan solas, naturalmente. De nada sirve buscarlas. Las conquistas de un equipo son más importantes.

-Tuvieron una recepción impresionante. ¿Cómo vivió aquella fiesta?

-Fue algo espectacular. Por el sentimiento de todos es que fue todo más lindo. Estoy muy agradecido por la recepción que tuvimos en Uruguay. Sin duda, no esperábamos algo como lo que vivimos aquel día.

-A pesar del último resultado en Sudáfrica, el fútbol uruguayo pasa por muchas dificultades. ¿Piensa que puede cambiar para que crezca en los próximos años?

-Es necesario trabajar y hacer las cosas bien. Con una buena gestión pueden llegar más lejos. Eso es importante. La situación económica es complicada. Pero la imagen del fútbol uruguayo está creciendo y eso puede ayudar a darles mejores condiciones a los uruguayos. Es así como podemos llegar más lejos.

-La prensa europea especula que Atlético Madrid no está en condiciones de retenerlo para la próxima temporada, por cuestiones financieras. ¿Se quedaría en el club?

-Tengo tres años más de contrato. Estoy feliz. Me encuentro muy bien en el club. Mi intención es quedarme en el Atlético.

- ¿Qué le falta en su carrera para que pueda decir que es perfecta?

-No busco nada. Nada. Apenas trato de jugar porque me encanta. Nunca pensé ser el mejor de Europa, del mundo, como sucede ahora en el Mundial. Siempre pensé hacer bien mi trabajo en el lugar que me dé felicidad. El campo de fútbol es ese lugar. Es por eso que continúo con mucha alegría. Nada más.

-En 2014, usted tendrá unos 35 años. ¿Piensa que estará en condiciones de disputar el Mundial de Brasil?

-Tengo algunos años por delante en el Atlético de Madrid. Claro que me encantaría jugar ese Mundial. Hasta porque será en Brasil, un país muy especial, cerca de Uruguay. Sería espectacular. Vamos a ver cómo estaré en los próximos años. Pero considero que puedo llegar en condiciones de disputar la Copa en 2014.

Últimas Noticias

1 comentario:

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪