viernes, 16 de julio de 2010

El día inolvidable

"Me encontré solo, con la copa en mis brazos y sin saber qué hacer. Terminé por descubrir al capitán uruguayo, Obdulio Varela, y se la entregué casi a escondidas. Le estreché la mano sin decir ni una palabra". La frase corresponde al mismísimo Jules Rimet, presidente de la FIFA, y encargado de entregar el trofeo al Campeón del Mundo en 1950.

Tenía un discurso preparado en uno de sus bolsillos cuando dejó el palco de autoridades para dirigirse al campo de juego. En ese momento, bajó por las escaleras con la certeza de que el campeón era Brasil.

El partido estaba igualado 1 a 1, y con el empate, los dueños de casa se coronarían, por primera vez en la historia, campeones mundiales.

El estadio Maracaná, especialmente construido para ese evento, rugía con el aliento de las 200.000 almas que vivaban al campeón.

Pero Jules Rimet no imaginó lo que sucedería apenas unos minutos después. Cuando asomó por la boca del túnel, el silencio lo invadió. Apenas si escuchó un murmullo, ya no era una fiesta. Era una tragedia. Sólo un puñado de uruguayos se abrazaba y festejaba. Ese 16 de julio de 1950, Rimet y el mundo fueron testigos de la mayor hazaña lograda por equipo alguno.

Hoy se cumplen 60 años de aquella conquista que marcó a fuego al fútbol brasileño y dejó en la gloria eterna a la enseña celeste.

Fue un día inolvidable para todos. Para los uruguayos, para los brasileños, para todos. Allí nació el `Maracanazo` y permanecerá por siempre.

Aquel heroico equipo de Uruguay alineó con Roque G. Máspoli; Matías González y Eusebio Tejera; Schubert Gambetta, Obdulio Varela y Víctor Rodríguez Andrade; Alcides E. Ghiggia, Julio Pérez, Oscar O. Míguez, Juan A. Schiaffino y Ruben Morán.

Hoy, el mundo todavía se rinde a sus pies.

Las cifras

4 PARTIDOS jugó Uruguay en la Copa del Mundo de 1950. Ganó tres y empató uno, ante España.

13 GOLES anotó la selección uruguaya en el campeonato: le hizo 8 goles a Bolivia en el debut.

5 GOLES recibió Uruguay en el Mundial de Brasil. España fue el que le anotó más: dos.

22 JUGADORES tuvo el plantel celeste en la Copa de 1950. Juan López fue el entrenador campeón.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪