jueves, 8 de julio de 2010

"Estoy orgulloso de mis compañeros, dieron todo"


Es uno de los referentes de este plantel que empezó a armarse en 2006. No era nuevo, era de los más jóvenes, pero en 2003 ya había debutado con la Celeste en el pecho. Diego Lugano asumió el rol de capitán con humildad y se calzó el brazalete con la ilusión de poder llevar a lo más lejos a la selección en este Mundial. Y estuvo muy cerca de lograrlo. Es lo que más le duele: "Se esfumó un sueño que era posible, que se pudo alcanzar, pero bueno... hay que empezar a pensar en el sábado", dijo.

CIUDAD DEL CABO | JORGE SAVIA

-¿Cómo la vio el capitán desde afuera?

-Uno lo ve diferente, ¿no? Y la verdad es que estoy orgulloso de mis compañeros por el gran trabajo que hicieron, jugaron un gran partido y no pudieron sacar un resultado mejor, pero sólo por eso, porque no pudieron. Holanda es muy buen equipo, tiene grandes jugadores y no es fácil ganarle.

-No estaba cien por ciento para jugar.

-No, no estaba.

-Pero, ¿le faltó mucho para llegar o estuvo ahí?

-Estuve ahí, pero si uno no está 100%, no hay que engañarse; hay algo más importante que Lugano, que es la selección, que son los compañeros, que es todo un país que está vibrando, y uno por las ganas de jugar, si no está bien, no puede defraudarlos. Con eso no se puede jugar, hay que tener mucha autocrítica: aunque uno por ahí se muere por jugar, y tiene sentimientos encontrados, yo creo que en casos como el mío hay que actuar como corresponde.

-Durante el partido hubo un momento en el salió del banco de suplentes para protestarle al árbitro.

-Sí… fue en una jugada de cancha, donde hubo un remate nuestro y el zaguero de Holanda rechaza la pelota con el codo, fue muy claro; y no sólo eso, inmediatamente después, en la misma jugada, le cobra hands a Cavani. En fin, son detalles, ¿no?; pero si te ponés a pensar bien, esos detalles son que en el segundo gol de Holanda había posición adelantada, ¡pavada de detalle! Y puedo seguir, puedo seguir…pero…¡ta'! Lo que pasa es que uno estando afuera lo ve diferente y se calienta más, pero es lo que decía antes: más que calentura, siento orgullo por lo que hicieron los compañeros.

-¿Ese sentimiento, entonces, es más fuerte que el de la bronca por haber perdido con Holanda y no poder llegar a la final?

-La mayor sensación es de que se terminó un sueño, que estaba ahí, que estuvo muy cerca, que no era imposible hacerlo realidad, que estábamos preparados para alcanzarlo, y… bueno, se terminó porque el fútbol es así y, además, hay que decir la verdad: enfrentamos a grandes jugadores, desequilibrantes, y no pudimos ganarles; pero la sensación, en definitiva, es esa: teníamos un sueño, tal vez único, y se nos escapa.

-¿Holanda está para campeón?

-Mmm… no sé, no sé, tiene muy buen equipo, habrá que ver. También hay que tener en cuenta que si contra nosotros no pareció tan bien, no es fácil jugar contra Uruguay, hemos sido complicados para todos con los que jugamos. Un equipo que corre, marca y juega como Uruguay es difícil para cualquiera, por eso aunque nos ganó, a Holanda le costó tanto. Después de todo, el primer gol de ellos fue un remate de distancia y el segundo fue en un rebote y en offside… por eso digo: para mí es normal que frente a Uruguay, cualquier equipo encuentre dificultades.

-¿Uruguay se quedó, tal vez, en esos tres minutos que pasaron entre el segundo y el tercer gol de Holanda?

-No, no, no, ellos tienen virtudes, porque mirá que el primero y el tercero fueron dos golazos. El tercero fue una jugada muy bien preparada y… bueno, es lo que pasa a este nivel: nos hicieron dos goles en tres minutos y cualquier detalle te cuesta el partido. Acá no se puede dar la más mínima ventaja.

-Uruguay jugó bien, dejó todo, eso está claro; igual, ¿le faltó algo?

-No, no, no encuentro que le haya faltado algo, como tampoco encuentro explicación para no haber llegado a la final. Uruguay hizo casi todo bien, le metieron un gol con una pelota en el ángulo desde 40 metros que no la agarraban ni cinco goleros, el segundo fue de un rebote y en offside, el tercero fue un golazo…yo qué sé, no me parece que haya faltado nada. Uruguay dio todo lo que tenía para dar.

-Esa rebeldía del final refuerza la imagen que deja la selección en este Mundial.

-Sí, claro, claro, y eso fue lo bueno. Incluso, capaz que la suerte que tuvimos en otros partidos esta vez no se tuvo. En otros partidos la pelota pegó en el palo y salió, ahora pegó en el palo y entró. Capaz que la diferencia no fue más que esa.

-Y que Holanda, de tres cuartos de cancha para adelante, tiene jugadores que no tenían los otros rivales.

-Y... sí, ellos son todos cracks, son todos jugadores que juegan en primer nivel del fútbol europeo, que en los equipos donde están no son uno más, sino que son figuras desequilibrantes. Por eso digo, Uruguay jugó un gran partido, un gran Mundial, pero coincidió que ahora, en la semifinal, enfrentamos a un gran adversario.

LESIÓN.

"Estoy casi bien, me parece que llego para el partido con Alemania; ahora, primero tiene que decidir el doctor Pan y después Tabárez".

HOLANDÉS.

"Van Bommel hizo siete u ocho faltas, seis de las cuales fueron agresivas, con la plancha en alto y el juez no le sacó ni una amarilla".

Árbitro.

"Está bien... nos tocó a nosotros, pero no fueron sólo detalles... un gol en posición adelantada ¿no? ¡pavada de detalle! y uno lo vio de afuera..."

"Hay resto anímico para pelearlo"

El capitán aseguró, sin dar lugar a ninguna duda, que a la selección le queda fuerza espiritual para luchar por el tercer puesto y, por consecuencia, no acusará un bajón anímico porque, como dijo el propio Lugano, se escapó un sueño cuando estaban muy cerca de concretarlo: "Hay resto anímico, ¿cómo no va haber? Nosotros somos conscientes de la importancia que tiene salir terceros, como también de que no llegamos hasta acá de casualidad. Sabemos muy bien lo que queremos, dónde estamos parados y a dónde vamos. Sabemos que se nos escapó una oportunidad única en nuestras vidas, como también adentro de la propia historia del fútbol uruguayo, pero igual… salir terceros sería muy importante".

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪