viernes, 30 de julio de 2010

Hace 80 años Uruguay era tricampeón mundial

Amenazas de muerte en los días previos y durante la final; llantos y susto en el vestuario argentino; un árbitro que antes de dirigir se hizo un seguro de vida. Con ese entorno, Uruguay le ganó a Argentina y se coronó tricampeón mundial, pues también lo había sido en 1924 y 28.

Desde el debut mismo de Argentina, en su victoria 1-0 sobre Francia, el público uruguayo hostilizó de tal forma a los albicelestes que debió actuar la Policía para permitir que los futbolistas pudieran llegar sanos a vestuarios. Aún así, la salida fue más violenta, con piedras rompiendo vidrios de la bañadera.

Inmediatamente desde la vecina orilla se pidió el retorno de su delegación, pero rápidas gestiones de la AUF permitieron que Argentina no se retirara del Mundial, al asegurarles garantías.

La Copa del Mundo 1930 encontraría en la final, como todos presumían, a uruguayos y argentinos, contendientes de cuanto torneo disputasen. Habían dilucidado varias ediciones de Copa América y también pulsearon por el oro en Ámsterdam dos años atrás.

Clasificados ambos a esa instancia, comenzó la guerra declarada. Mensajes anónimos llegaron a la concentración argentina junto a la Barra del Río Santa Lucía, advirtiéndole a Luis Monti que en la final lo iban a matar. Además, hicieron serenatas frente a la concentración para no dejarlos dormir. "Doble Ancho" Monti se había enfrentado con Lorenzo Fernández en la final de la Copa América de 1929, y ese lío no quedaría allí. Se dijo que Monti no quería jugar porque tenía miedo, y que debieron venir desde Buenos Aires dos dirigentes de su club, San Lorenzo, para convencerlo.

TE HUNDO EN EL CÉSPED
Dentro de la cancha, durante el partido, Lorenzo Fernández amenazaba al habilidoso Varallo: "A la vuelta te hundo en el césped, botija", pero el uruguayo Gestido tendría un noble gesto intentando sacarle el susto al amenazado: "Vení Varallito, no le hagas caso que este es un loco, jugá tranquilo", le dijo.

Dos a uno ganaba Argentina cuando los equipos marcharon a camarines. Subiendo las escaleras ubicadas entre Olímpica y Ámsterdam, hacia el vestuario local, Lorenzo Fernández amenazó a sus propios compañeros, ya que notaba no estaban dando todo de sí: "¡Si perdemos, los mato a todos!", gritó el volante, a lo que Nasazzi agregó: "El Gallego los mata y yo los entierro".

El capitán además, se mandaría una parecida a la de Obdulio en Maracaná. "El Mariscal" fue hasta el vestuario de los jueces a protestar que el segundo gol argentino había sido en posición adelantada.

MONTI LLORABA
Mientras eso ocurría en una punta de la Olímpica, en la otra, contra la Colombes, el vestuario argentino mostraba una escenografía donde reinaba el temor. Monti le comentaba a Paternoster que "si ganamos hoy nos matan a todos". Décadas más tarde, su compañero Peucelle decía en una entrevista que "en el entretiempo había varios que estaban asustados, Monti lloraba y no quería salir al segundo tiempo". A su vez, Luis Monti, en su vejez recordaba esos hechos y agregaba: "Cuando volvíamos a la cancha para el segundo tiempo (ganaba Argentina 2-1) había un cordón de 300 milicos con bayoneta calada. ¡A nosotros no nos iban a defender! Me di cuenta que si tocaba a alguien se prendía la pólvora. Entonces les dije a mis compañeros que estaba marcado, pongan ustedes que yo no puedo. Después de todo ¿qué querían? ¿que fuera un héroe del fútbol?".

Teniendo en cuenta el clima de violencia que reinaba, el árbitro belga Langenus se hizo un seguro de vida antes de dirigir la final, y los dirigentes uruguayos habían pedido a sus jugadores que no hubiera juego fuerte porque se podía suspender el partido. En el entretiempo los dirigentes fueron hasta el vestuario y felicitaron a los celestes, pese a que estaban perdiendo 2-1.

A MARCAR FUERTE
Pero tras los quince minutos de descanso, antes de volver al campo Nasazzi desobedeció esas órdenes y habló con firmeza a sus compañeros: "Bueno...a marcar fuerte porque si no, estamos liquidados".

A los 12 minutos empató Cea, y a los 23´ pasó 3-2 Uruguay con una jugada malintencionada del "Manco" Castro, que en un salto le pegó con su muñón en el estómago al arquero dejándolo sin aire, y en la prosecución de la incidencia remató Iriarte desde fuera del área cuando el arquero no podía reaccionar aún por el golpe. En el último minuto el propio Castro, esta vez sin ninguna travesura, marcó el 4-2 definitivo que coronó a Uruguay como Campeón del Mundo.

Tras la final, la prensa argentina expresó que fue un despojo, un atropello, que el árbitro favoreció a Uruguay, que todos los argentinos terminaron lesionados. Un clamor popular exigía romper relaciones con la AUF. La Asociación Amateurs decidió no enfrentar más a los uruguayos ni a aquellos equipos que vinieran de otro continente pero también rivalizaran con los orientales. La ruptura entre las asociaciones no se concretaría oficialmente pero quedarían resquemores que duraron años en olvidarse. Hasta se especuló con que rompieran relaciones a nivel diplomático, cosa que no ocurrió, claro está.

Se cumplen hoy 80 años de aquella final, la más violenta en la historia de la Copa del Mundo.

YA HABÍA INDISCIPLINA
Arquero campeón olímpico en 1924 y 1928, Andrés Mazali era además quien se encargaba de la preparación física de sus compañeros, en épocas en las que ni siquiera existían los directores técnicos. Para el Mundial 1930 los responsables de armar el equipo eran, en conjunto, el entrenador Alberto Supicci, el capitán Nasazzi y los dirigentes integrantes de la Comisión de Selección.

Pues, hace 80 no había contemplaciones, y Mazali se perdió la Copa del Mundo por haberse escapado de la concentración durante la etapa preparatoria. No se tuvo en cuenta que se trataba de un doble medalla de oro que simultáneamente fuera el preparador físico de la selección. Cometió un acto de indisciplina y lo expulsaron del plantel.

Otra situación anómala se dio con José Leandro Andrade. "La Maravilla Negra" no participó de los entrenamientos sino hasta mediados de junio, incorporándose así un mes y medio tarde. ¿Por qué? Andrade estaba en Argentina buscando club, y al no conseguir colocarse decidió retornar y ponerse a las órdenes de la selección.

No existían aún los contratistas, pero ya ocurrían este tipo de cosas en la selección.

URUGUAY SE CIÑE LA PRIMERA CORONA MUNDIAL
Los reportes oficiales de Fifa refieren al triunfo celeste de 1930 bajo el título de "Uruguay se ciñe la primera corona mundial" y expresa que "La primera Copa Mundial sólo atrajo a trece naciones: cuatro europeas, ocho latinoamericanas y un equipo representante de Estados Unidos".

Sin embargo, sobre el terreno de juego, la calidad del fútbol desplegado fue muy alta y, aunque el público esperaba ver un dominio del fútbol sudamericano, los europeos no fueron meros comparsas, como lo atestigua el caso de Francia, que venció a México por 4-1 y a punto estuvo de vencer a Argentina, tras una épica batalla, aunque cayó derrotada por 1-0. El colegiado, que había pitado el final del partido seis minutos antes, finalmente, y tras numerosas protestas, hizo volver a los jugadores al terreno de juego, aunque algunos de ellos ya estaban en la ducha.

Primera final, primera leyenda: Unos días más tarde, en el espectacular estadio del Centenario (con capacidad para 100.000 espectadores), saltaban chispas mientras la hinchada local esperaba para presenciar la final sudamericana entre Uruguay y Argentina. En el descanso, los uruguayos perdían por 2-1, pero lucharon hasta la extenuación para lograr tres goles y terminar venciendo por 4-2. El presidente de la Fifa, Jules Rimet, entregó el trofeo 'Victoire aux Ailes d'Or', una estatua de 30 cm de altura, fabricada en oro y con un peso de 4 kg, al capitán uruguayo, José Nazassi.

Las celebraciones se prolongaron en Montevideo durante varios días y varias noches y el día después de la victoria, el 31 de julio, se decretó fiesta nacional. ¡Ya estaba en marcha el torneo más prestigioso del fútbol mundial y había quedado oficialmente proclamado el carácter universal de este deporte!

Últimas Noticias

5 comentarios:

  1. Le erraron feo con la capacidad del Estadio Centenario; hoy es para 70.000 espectadores, y en esa época,albergaba mucho menos, puesto que la Amsterdam y la Colombes eran de dos anillos, y la América de uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero estaban apelmazados o abigarrados como nunca....o sea hacinados como sardinas en lata ingresaron 100.000 aficionados aunque no se pueda creer.....hacinados como sardinas o pirañas.
      Se jugo fuerte de los dos lados.Los argentinos no son ni nunca fueron bebes de pecho y angelitos....eran tan guapos como los uruguayos....Ahora presiones a favor del locatario siempre hubo. Ya mucho antes en la decada del diez (1910.1920) frente a combinados orientales los argentinos hacían valer su localía hasta quemando gradas que en aquellos tiempos los estadios eran de madera y no precisamente curadas... y la tradición de guapos con "fierro" la practicaban ya en Buenos Aires; basta recordar el suceso del hotel Colón de montevideo donde un traseúnte ocasional que nada tenía que ver con fútbol se convirtió en la pirmera víctima mundial del fútbol al ser alcanzado por una bala "guapa" queq salío desde un pusilánime malón porteño parapetado en el susodicho Hotel.
      En cuanto al partido , el segundo gol argentino convertido por el filtrador Guillermo Stabile , fue en claro Outside u orsai y el juez no lo invalidó . En tramite según me informó un señor llamado Juan Carlos Patron (que nada tiene que ver con el literato) fue de una intensidad física y atlética (para los que dicen que el fútbol antes era lento) como la final del mundial de 1974 entre Holanda (campeón sin corona) y Alemania, o tal vez más aún....Los argentinos con una brillante delantera que no cedio nunca un ápice ante los supuesto Killers orientales y los uruguayos con mejor equipo total , tal vez más expeditivo. No olvidar nunca que el primer futbol preciosista del mundo los esgrimieron los uruguayos , inventores del pase corto para atras avanzando como en el rugby (no el centro de la muerte ) e introductores de la gambeta al fútbol mundial. UN despliege muy elástico para la época, inventando los uruguayos el pase en faja , la pared clásica, la falsa pared, la cortina usada en el basketbol y fútbol americano , y tuya y mía en abanico y sobre todo el decoro coreografíco con eximios y magos dominadores de la pelota...Quien lo diría ahora , que en el siglo XXi los uruguayos no dan tres pases seguidos...siendo que fueron los inventores de tener la pelota...parece increible....un fútbol chabacano y mísero que no da espetáculo ni siquiera en la actitud de los jugadores, la mayoría de éstos mediocres y auspiciados por el amiguismo , las mafias , los acomodos a mejor estílo de los politicos corruptos ....cosa miserable...

      Eliminar
    2. te equivocas , entraron como sardina en lata. Hacinados metieron el coloso de cemento 100.000 aficionados...Ahora eso de la violencia y la sangria es algo mítico como el invento de Gardel Francés patrocinado por los propios uruguayos como Leguisamo , Canaro y Razzano para cobrar sus regalía por concepto de derechos de autor. El partido me lo acercó un Sr. de apellido Patrón , hijo de estancieros y comunista sin embargo que contradictoriamente era habitué de un club Saleciano frente a Talleres de Don Bosco en montevideo. Me enteré que la brega fue de una intensidad fisica y atletica semejante a la final del mundia de 1974 entre el campéon sin corona de Holanda y el anfitrión Alemania. Los argentinos no eran bebes de pechos ni angelitos y te masticaban si podían. Ahora no se puede negar el clima reinante en esa final , teniendo en cuenta que desde 1910 había crecido la rivalidad rioplatense al eregirse los uruguayos con un paternidad que los argentinos trataron siempre de mitigar en esas décadas. Existieron confrontaciones entre argenti. y urug. en Bs. As. donde de quemaron tribunas ya desde el temprano 1912 en adelante. No olvidarse de que la primera víctima trágica de fútbol mundial fue un transeúnte que nada tenía que ver con aficionados del fútbol que fue alcanzado por una bala "guapa" que partió desde el malón argentino pertrechado en el viejo Hotel Colón de montevideo.
      La brega fue intensamente disputada con una formidable delantera agentina que no cedió un ápice , y con un equipo uruguayo dominador de un fútbol más basto. No olvidarse que el primer fútbol preciosista del mundo fue el desplegado por los uruguayos creadores e inventores del avance en abanico , siempre con el pase atras como en el rugby , creadores de la faja como en el basketbol y de la cortina muy utilizada en el futbol americano y basketbol , además del tuya y mía en abanico; y sobre todo los uruguayos fueron los introductores primeros del gambeteo como recurso para sortear adversarios ; por más inquiérase al poeta Peruano Parra del RIego sobre su politrítmico al Gran Gradín, el primer Pelé de mundo.

      Eliminar
  2. Que horrible! No sabia que hubiera sido tan sangriento y que lamentable que los uruguayos fueran los mayores culpables por tamaño absurdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en clima tensionado No olvidarse de los aficionados argentinos muy propensos a quemar tribunas de sus propios estadios de madera cuando eran visiblemente superados por los introductores revolucionarios de futbol como los uruguayos a partir de 1910 em adelante...

      Eliminar

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪