miércoles, 7 de julio de 2010

Los líneas nos fueron cocinando a fuego lento

El arbitraje del uzbeko Rashvan Irmatov no fue escandaloso ni nada que se le parezca. Quizá se le pueda "achacar" que el gigante Van Bommel debió recibir la tarjeta amarilla mucho antes. Lo amonestó recién en el quinto minuto de los descuentos. Pegó mucho y no vio el cartón hasta el final.

De manera correcta amonestó a los uruguayos "Maxi" Pereira y Cáceres, así como también a los holandeses Sneijder y Boulahrouz. Hay que decir que la amarilla a "Maxi" fue inducida por el primer asistente, que estuvo atento a ello, pero dejó pasar los golpes de Van Bommel.

Hilando fino, muy fino, vemos que el "telebean" delata algunos errores en nuestra contra, aunque todos son obra de uno de los asistentes y no del árbitro central.

KAZAKO TÉTRICO

En el primer tiempo, el segundo asistente Bakhadyr Kochkarov de Kazajistán le indicó al árbitro tres fuera de juego de los delanteros orientales que al ver la repetición no existieron, incluso en uno de ellos, el error fue grosero, cuando picaba Cavani con más de medio metro habilitado frente al último defensor. En el segundo período, se cuestiona el segundo gol de Holanda, en el que también debe recurrirse a la televisión para apreciar si fue o no posición adelantada de Van Persie, aunque éste no toca el balón.

Al final terminó acosado por los holandeses cuando vieron que el reloj llegaba a los 95 minutos de juego y el uzbeko había adicionado solamente tres. Claro que dentro de estos tres llegó el descuento de Uruguay.

LA FIFA ESTUDIA CAMBIAR LA REGLA

Mucho sigue dando y dará que hablar la famosa "atajada" de Luis Suárez en el partido ante Ghana, que a la postre le permitió a Uruguay llegar a la semifinal.

En la ocasión, como se recuerda, el delantero uruguayo le puso sus manos a un envío de los ghaneses que iba derecho a la red nuestra.

La eliminación de Ghana significó el adiós del único representante del continente africano, anfitrión del Mundial, que quedaba en el torneo. Posteriormente, la prensa del "continente negro" hizo una hoguera de la acción de Suárez. Lo tildaron de "villano" por sacar a los africanos del Mundial con una jugada que no va, según ellos, con el Fair Play.

Pues bien, la Fifa parece haber recibido tanto reclamo y manifestó que "estudiará las reglas" y quizá pueda haber algún cambio.

Si no lo manifestaron para "dejar contentos" a los reclamantes, seguramente en los próximos meses habrá novedades.

Trascendió que una de las ideas es la de que en un caso similar al de Luis Suárez, aparte de expulsar el infractor, el árbitro tenga la potestad de marcar el gol aunque la pelota no traspase la línea de gol, siempre y cuando esté explícito que esto ocurriría si el jugador no lo evita con manos, cometiendo penal, lo que se cobra hasta ahora. Es decir que, si la regla ya existiera, la jugada del otro día, repelida por Suárez con sus manos prácticamente sobre la línea de gol, hubiese sido gol de Ghana y roja para el salteño. La Fifa decide.

Últimas Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪