jueves, 1 de julio de 2010

"No importa lo bien o mal que llegues, ahora echás el resto"

No le importa la función que le toque cumplir en el campo de juego ni el desgaste que haya encima por la extenuante campaña realizada a lo largo de toda la temporada, la principal figura de la selección uruguaya quiere dejar todo en el campo de juego para que este Mundial sea todavía más inolvidable. Cree que contra Ghana es clave estar bien desde el punto de vista defensivo y asegura que en el plantel están todos muy tranquilos y confiados en el equipo que tienen.

JOHANNESBURGO | JORGE SAVIA

-Jugar de mediapunta, ¿le impide llegar con mayor facilidad al gol?

-No, estoy más lejos del gol, del arco rival, eso sí, pero si tengo que jugar ahí, lo hago lo mejor que puedo. Mientras que el equipo siga teniendo buenos resultados, bienvenido sea. El equipo está bien, estamos en camino, así que no hay por qué cambiar nada.

-¿Ghana?

-Es complicado, un equipo fuerte, que ha jugado muy buenos partidos contra rivales duros, como por ejemplo fue Alemania.

-De su experiencia de jugar contra rivales africanos, ¿la más fuerte es la del segundo tiempo contra Senegal en 2002?

-Por ahí la más fuerte… sí; ahora he jugado varias veces, incluso en juveniles, así que tengo unas cuantas experiencias de ese tipo, ya sea en partidos amistosos u oficiales.

-¿Qué es lo que hay que hacer para jugar contra los equipos africanos?

-Hay que estar bien defensivamente.

-Es un fútbol físico, ¿no?

-Sí, y sobre todo rápido. Más allá de eso no tienen ninguna particularidad, nada raro. Son jugadores rápidos, fuertes, pero no de choque y además, técnicamente, tienen buenas individualidades.

-¿Uruguay llega entero como en la primera fase? Porque dio la sensación de que se fueron demasiado atrás contra los coreanos.

-Lo que pasa es que se dio así, ellos jugaron un buen segundo tiempo y la verdad es que nos dominaron. Nos costó salir, cada vez nos costaba más y nos fuimos metiendo atrás… y eso hizo que ellos nos apretaran en nuestra cancha. Fue un tema futbolístico del momento, nada más.

-Físicamente, entonces, están bien, ¿no están desgastados?

-Yo he jugado muchos partidos encima en esta temporada, pero si Dios quiere quedan tres partidos, así que los jugás y basta. No importa lo mal o bien que estés, porque ahí también influye lo psicológico, das todo para terminar, sabiendo que después tenés vacaciones. Si estás bien físicamente, bárbaro; y si no, echás el resto y basta.

-¿En algún momento del partido pensó que podían quedar eliminados del Mundial?

-Después que empataron, la verdad es que se puso bastante feo, pero ahí no sé… ellos hicieron lo mismo que hicimos nosotros: se fueron atrás o fue el momento nuestro de ir a buscar el partido, eso en fútbol nunca se sabe.

-Previo a un partido de cuartos de final, ¿viene bien el toque de alerta que dio el partido con los coreanos?

-Sí, claro; pero, ojo, que nosotros éramos conscientes de que iba a ser complicado, no es que nos quedáramos. También influyó un poco el hecho que nosotros encontráramos el primer gol de entrada.

-¿Por qué?

-Porque eso, quizá, hizo que buscáramos contragolpear un poco más tranquilos, no tan tensionados, y ellos no nos daban espacios, porque ya habían dicho que en el partido que perdieron contra Argentina habían aprendido a jugar contra un equipo sudamericano. Lo normal es que cuando a uno le hacen un gol, se desprotege un poco defensivamente porque se larga a buscar el empate, pero ellos fueron todo lo contrario por eso nos costó tanto.

-Los sueños siguen; ¿hasta dónde, cuándo se dan por cumplidos y lo otro es de yapa?

-Nosotros seguimos tranquilos, paso a paso. Obviamente, sería ideal pasar esta fase y decir ya estás cerca de la final; pero… bueno, en las semifinales vas a querer estar en la final porque estás a un paso y no tenés que dejarla pasar porque es algo que es difícil que se repita en la vida.

-¿Qué hablan entre ustedes?

-Y… ves que cada vez se va acercando más y estás ahí, pero siempre es más de lo mismo: comentás cómo se van dando las demás clasificaciones y después, bueno… estamos todos muy tranquilos y tratamos de no irnos más allá de donde estamos.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪