lunes, 26 de julio de 2010

"Ojalá sigamos sufriendo en la Eliminatoria si en el Mundial nos va como en Sudáfrica"

"Palito" no disfrutó mucho de la locura de los uruguayos por la selección. Estuvo solamente dos días en Montevideo y viajó a Argentina, a La Plata, de donde es su esposa Cynthia. Debía realizar trámites por su residencia y papeleos por su hijo Mateo, que es argentino. Aunque su intención era regresar a Uruguay para compartir unos días más con sus familiares y la gente, los trámites demoraron más de lo previsto y, finalmente, viajó anoche desde Buenos Aires hacia Portugal, donde mañana debe reintegrarse a los entrenamientos del Porto.

SILVIA PÉREZ

- ¿Qué le dejaron esas 48 horas que pasó en Montevideo?

- Lo que vivimos en el Mundial y luego en el recibimiento fue inolvidable. La alegría de la gente, su euforia, es algo que nunca voy a poder olvidar. Ojalá que esto sea sólo el comienzo de algo muy lindo. Que no quede acá y que se repita. Que podamos seguir creciendo no sólo en el fútbol sino como país.

- Con la mano en el corazón, ¿pensaba que iban a terminar entre los cuatro primeros?

- Cuando viajamos teníamos la ilusión de llegar lo más arriba posible. Este grupo se caracterizó por su humildad y su perfil bajo y nunca pensamos más allá, siempre fuimos partido a partido. Pero hubo un momento en que nos dimos cuenta que estábamos en igualdad con todos los equipos. Hay selecciones que tienen mucho renombre, pero nos dimos cuenta que en la cancha no hay historia que valga.

- ¿En qué momento?

- Creo que ya en el primer partido. En el empate con Francia, nos dimos cuenta que si nos hubiésemos animado un poco más podríamos haber ganado. De todas formas, creo que lo que nos pasó fue bastante normal porque la mayoría de nosotros debutábamos en un Mundial y es imposible no sentirse un poco nervioso.

-¿Dónde encuentra la explicación a la buena gestión en Sudáfrica?

- En el grupo. Los equipos se hacen también afuera de la cancha y este grupo fue espectacular. Te tocara jugar o no siempre estábamos con la misma cara, tirando para el mismo lado y apoyando al compañero. A mí me pasó y me lo tomé de la mejor manera. Esto no era individual, era por el bien del equipo y del país. Creo que va a ser difícil igualar a este grupo. Y con grupos así es que se consiguen logros.

- Pero en las Eliminatorias el grupo era el mismo y terminamos en el repechaje como siempre.

-Las Eliminatorias sudamericanas son las más difíciles de todas. Hay que jugar en la altura y con climas muy complicados. Además, fue un proceso y nos fuimos metiendo de a poco. Yo, por ejemplo, me integré en la segunda rueda. Además, sinceramente, creo que no debimos haber sufrido tanto, hubo partidos que debimos que haber ganado: con Chile, con Brasil allá, o aquel empate con Venezuela. Pero ya no importa. Ojalá sigamos sufriendo así en las Eliminatorias si en el Mundial nos va como en Sudáfrica.

-¿Cuál es su mejor recuerdo del Mundial?

- Haber convertido un gol fue lo mejor que me pasó. Creo que todavía no me ha caído la ficha.

El gol: "Haber convertido en el Mundial fue lo mejor, no me cayó la ficha".

Las trenzas de "Palito" pasaron a ser un tema nacional

En el grupo no querían que se las sacara

"Palito" volvió a Portugal sin sus ya famosas trenzas, pero volverá a hacérselas. "En Sudáfrica mis trenzas pasaron a ser un tema del grupo. Si decía que me las iba a sacar saltaban todos diciendo que no, que me las tenía que dejar porque nos habían dado suerte. Ya era un tema nacional, de todo un país. A veces me las estiraba para cambiar un poco. Y cuando teníamos que cambiar de sede, le pedía al cocinero, a Aldo, que siempre viajaba antes que nosotros, que averiguara de una peluquera que me las pudiera hacer; y cuando tenía un rato libre, iba", contó Pereira.

Le hicieron un muñeco a su imagen y semejanza

Durante la caravana, se vio un muñeco hecho a su imagen y semejanza, con sus mismas trencitas. Cuando los futbolistas estaban por subir al ómnibus para retirarse del Palacio Legislativo alguien se lo alcanzó y traía una carta de agradecimiento que hoy "Palito" atesora. "Lo tengo guardado y mi hijo lo agarra a veces para jugar. Me dijeron que lo hizo alguien del Mercado de los Artesanos, pero no llegué a verlo. No sé quién lo hizo. Esa fue una de las tantas cosas lindas del recibimiento. También guardo cartas, banderas, muchas cosas que me dieron esa tarde".

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪