jueves, 1 de julio de 2010

Pequeño Uruguay piensa en grande en Mundial

Un espíritu combativo y la ausencia de grandes egos están ayudando a la selección de fútbol de Uruguay a tener su mejor Copa del Mundo en 40 años, dijo el jueves el padre del delantero Diego Forlán, Pablo.

Uruguay se medirá con Ghana en los cuartos de final en el estadio Soccer City de Johannesburgo el viernes y ''La Celeste'' espera emular sus títulos mundiales previos de 1930 y 1950.

El pequeño país agrícola es uno de los productores de talento futbolístico más prolíficos de América del Sur y la campaña en la Copa del Mundo de este año podría inspirar a más jóvenes, dijo Forlán, que jugó como defensor y participó en los mundiales de 1966 y 1974.

"La mejor fabrica que tenemos es lo de jugadores de fútbol en Uruguay ... lo que exporta Uruguay de jugadores con tres millones de habitantes es impresionante, todos los días salen jugadores", dijo Forlán a Reuters en una entrevista.

"Eso es indudablemente una cosa que corre por la sangre y sin duda van a seguir haciendo jugadores importantes... ", dijo Forlán, que se encuentra con su hijo Diego de 31 años y con el resto de la selección "celeste" en Sudáfrica.

Según el mayor de los Forlán, a un equipo no le basta con tener estrellas para salir campeón. "Como decimos en Uruguay, hay que tener los caciques en un equipo y también indios porque con sólo caciques no se puede tener... no se puede tener tantas estrellas, caciques y no tener indios que corren, que luchan que marcan".

ESPIRITU DE EQUIPO
Uruguay es uno de los cuatro equipos sudamericanos en los cuartos de final y Pablo adjudicó esto al espíritu de equipo que pareció faltar a algunas de las potencias europeas del deporte como Francia e Inglaterra.

Esta es también la primera vez en cuatro décadas que Uruguay alcanzó los cuartos de final de un Mundial.

"El grupo es fundamental y este grupo lo forma el técnico", agregó Pablo, quien dijo estar especialmente orgulloso del desempeño de su hijo.

El rubio delantero ha anotado dos goles en el torneo y forma una excelente dupla delantera con Luis Suárez quien ha convertido en tres ocasiones.

La mayoría de los fanáticos locales alentarán a Ghana, el único equipo africano que queda en competencia, pero Pablo dijo que esto probablemente serviría para sacar a flote el espíritu guerrero de Uruguay.

"Es mucho mejor y siempre es más lindo jugar cuando el estadio está lleno. Lógicamente tenemos mucho respeto sobre Ghana pero sin ningún miedo", dijo Forlán en alusión a la selección uruguaya conocida como "Charruas", por una tribu indígena.

El equipo uruguayo se ha forjado una identidad a partir de la "Garra Charrua", un término empleado para referirse a la victoria en momentos en que la derrota parece inevitable.

"La garra no se compra en la farmacia... eso viene de uno y el jugador uruguayo tiene eso — arranca en los momentos mas difíciles", finalizó.

Reuters - Terra

1 comentario:

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪