miércoles, 14 de julio de 2010

"Picala siempre Abreu" y un "¿Nico Lodeiro nos casamos?"

El camino estuvo rodeado por una interminable hilera de banderas, camisetas, bufandas y gorros celestes. La kilométrica caravana que llevó a los jugadores desde el Aeropuerto Internacional de Carrasco hasta el Palacio Legislativo contó con el apoyo masivo de todo un pueblo.

No importó el frío ni el viento. La rambla fue un largo e interminable cinturón de afecto.

"¡Gracias Uruguay!", rezaba una enorme leyenda con fondo celeste y letras blancas. Colgaba y ocupaba varios pisos de un edificio en Malvín.

Y como ésas, cientos y cientos de carteles apoyando a los jugadores y cuerpo técnico.

"Picala siempre Abreu", fue uno de los tantos carteles caseros que aparecieron a lo largo de la ruta.

"¿Nico Lodeiro nos casamos?", portaba un grupo de chicas al costado de la rambla de Pocitos.

"¡Te amamos Lugano"!, "Sos Dios Suárez", "Forlán, el más grande", o "Gracias maestro por todo", se vieron a lo largo del trayecto.

Los celestes saludaron, levantaron sus manos, sonrieron, firmaron autógrafos "al paso" y se mezclaron con la gente que los alentó en todo momento.

"Uruguay nomá", colgaba de un balcón en Punta Carretas y "Celeste sos mi sol", colgaba en el Centro.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪