martes, 6 de julio de 2010

Uruguay, ante el bloque europeo


La reedición de la final de la Eurocopa 2008 entre Alemania y España y el choque entre los herederos de Johan Cruyff y Uruguay, el “superviviente” sudamericano, componen las semifinales de la primera Copa Mundial de la FIFA que se celebra en África.

La Mannschaft no se anduvo con florituras para obtener la clasificación, ya que endosó cuatro goles tanto a Inglaterra (4-1) como a Argentina (4-0), dos favoritas que han tenido que hacer las maletas antes de lo previsto. La campeona de Europa, por su parte, no exhibió la misma eficacia ante Portugal (1-0) ni Paraguay (1-0), y se contentó con sendos dardos de su artillero David Villa para deshacerse de ambos rivales.

Uruguay tuvo que sufrir para imponerse primero a la República de Corea (2-1) y luego al último representante africano, Ghana, al que únicamente pudo doblegar en los penales (1-1, 4-2 PEN). Y por último, Holanda, tras su victoria sobre Brasil (2-1), muestra abiertamente sus ambiciones y confía las dotes de unificador de su técnico, Bert van Marwijk, para hacer bueno el dicho de “la unión hace la fuerza”.

El menú
Uruguay-Holanda, estadio Green Point, Ciudad del Cabo, martes 6 de julio, 20:30 (hora local)
Alemania-España, estadio de Durban, Durban, miércoles 7 de julio, 20:30 (hora local)

La cita
Alemania-España

El 29 de junio de 2008, en el Ernst-Happel Stadion de Viena, España derrotó merecidamente a la Alemania de Michael Ballack en la final de la Eurocopa 2008, mediante un gol de Fernando Torres. Dos años más tarde, muchas cosas han cambiado en los dos equipos. Ballack, lesionado, no participa en este certamen. Fernando Torres, recién salido de una lesión, está muy lejos de su mejor nivel. Pero, sobre todo, Joachim Loew ha destapado una generación de jóvenes rebosantes de calidad (tienen una media de edad de 24,9 años), como Thomas Mueller (que estará sancionado) o Mesut Ozil.

Miroslav Klose, poco utilizado en el Bayern de Múnich esta temporada, va camino de arrebatar a Ronaldo el título de máximo realizador de la historia de la Copa Mundial de la FIFA, lo que da una idea del estado de ánimo del combinado germano, que se encuentra en una nube. Vicente del Bosque no quiere quedarse atrás respecto a su homólogo alemán, y también ha sacado un comodín de la manga, David Villa, en estos momentos principal artillero de esta fase final, con cinco dianas. Es posible que la selección campeona de Europa no haga circular el balón tan bien como se esperaba, pero está repleta de talento en todas sus líneas, y el peligro para la meta rival puede venir de cualquier parte: especialmente, del incansable Pedro, en caso de que disponga de minutos. En suma, un partido prometedor en el que a buen seguro no faltarán los goles.

El duelo clave
Diego Forlán (URU)-Los cuatro grandes (NED)

El ariete de la Celeste, privado de su habitual compañero en punta, Luis Suárez (sancionado), sabe que el destino de su equipo recae en gran medida sobre sus hombros. Al jugador del Atlético de Madrid, autor de tres goles en Sudáfrica, a cada cual más decisivo, no le faltan incentivos para seguir mostrando su acierto frente a una Holanda que cuenta con un potencial ofensivo asombroso. En el país de los tulipanes sueñan con ver por fin juntos en el campo a los integrantes de sus cuatro grandes: Arjen Robben, Wesley Sneijder, Rafael van der Vaart y Robin van Persie. Lo que relegaría al banco de suplentes a hombres como Ryan Babel, Eljero Elia, Klaas-Jan Huntelaar o Dirk Kuyt. Bert van Marwijk tiene algunos problemas menos que Óscar Tabárez cuando falta uno de sus delanteros.

Hemos oído…
Soy un romántico del fútbol, en el mismo sentido que Cruyff. Nos gusta este fútbol de ataque, atractivo y bonito. Cuando ganas así la satisfacción es doble”, Xavi, mediocampista ofensivo de España.

FIFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪