lunes, 9 de agosto de 2010

“Ahora el desafío es doble: hay que cuidar lo que hicimos en el Mundial”

Los ecos de Sudáfrica 2010 parecen no terminar, ni siquiera fuera de fronteras. Sebastián Abreu sigue acumulando reconocimientos también en Brasil, aunque mira con ansias el partido que Uruguay jugará de manera amistosa frente a Angola porque “se trata de una gran oportunidad para demostrar lo que hemos hecho”, comentó.

Ha vestido 17 camisetas diferentes en sus 16 años de carrera profesional y en cada uno de los equipos donde ha participado cambió su descripción de "Loco" por la de "ídolo". Además, Sebastián Abreu no se cansa de lucir la Celeste, al punto de que a pesar de que el Mundial acaba de terminar, se entusiasma al máximo por una nueva convocatoria, esta vez para el amistoso ante Angola. El jugador que "paralizó" al país con el recordado penal "picado" frente a Ghana confesó a Ultimas Noticias: "Sinceramente seguimos disfrutando de todo lo que se consiguió con la diferencia de que ahora Brasil también se vive de una manera especial. Son cosas lindas que te van quedando marcadas y en el recuerdo".

-A lo largo de tu trayectoria siempre has podido generar buen reracionamiento con las hinchadas. ¿Cómo definirías el hecho de ser ídolo o referente en un club?

-No me corresponde ponerme un título y tampoco me la creo. Sí me doy cuenta de que tengo una facilidad de ser aceptado rápidamente y de ser querido. Me pongo contento de que primero en la parte humana te acepten como uno es y que te valoren en muchos aspectos, tanto en el día a día como en lo deportivo. Y después que se identifiquen por la forma de jugar y sentir la camiseta que uno se pone. Gracias a Dios me ha pasado en casi todos los equipos, pero creo que en este club (Botafogo), no sé si por el Mundial o qué, ha sido especial.

-Independientemente de la capacidad deportiva o goleadora, tiene mucho que ver con saber ser profesional.

-Uno va mejorando con los años. De joven, con 17 años, me subieron a un plantel de Primera División (Defensor Sporting) y el hecho de poder convivir en el vestuario con ganadores y experientes como Ostolaza, Carlos de Lima, Martín Lasarte, Silva Cantera o el "Polilla" Da Silva, por recordar algunos, te van encaminando y haciendo ver los pasos a seguir para el futuro. Te ayudan a quemar etapas, porque vas creciendo al lado de fenómenos. En las instancias que hacías cosas que quizás no eran las correctas, alguien siempre te indicaba cuál era el camino a seguir para beneficio tuyo y del equipo. Uno fue creciendo y puliendo esos detalles. El común denominador ha sido el respeto y el querer jerarquizar la profesión que uno tiene, sabiendo que el fútbol no es sólo los 90 minutos o las tres horas de entrenamiento. Y ojo que uno no es ni cura, ni santo. También hago mis asados o tomo algún vinito, pero todo dentro de lo normal. Hay que valorizar mucho los entrenamientos personalizados, que son fuera del club, tanto en la parte física como de musculación.

-No son muchos los futbolistas que han optado por ese camino del entrenamiento personalizado, fuera de los horarios de práctica con sus clubes.

-Quizás no son muchos los que se dan a conocer porque son entrenamientos ocultos, pero en un plantel quizás haya un 35% o 40%. Forlán es el reflejo más claro, pues los resultados que ha conseguido son evidentes. En lo personal, lo he entendido hace ya mucho tiempo y se lo tengo que agradecer a dos personas como Alfredo Jarodich y Jorge Hernández, que en el año 2000 me cambiaron mentalmente lo que era el desarrollo de un futbolista profesional, para hoy, con 33 años, poder seguir vigente.

-¿Y eso te impulsa para tu gran objetivo de llegar a Brasil 2014?

-Hoy al fútbol ya no se lo mira más por la cédula. Está cambiando, gracias a Dios, y se mide por lo que rendís, aportás, y por lo productivo que podés ser en muchos aspectos para un equipo. Sumado a eso, lo que yo interpreto que depende de mí, como el hecho de estar acorde a las circunstancias de un fútbol competitivo como en el que hoy estoy, más la experiencia que uno tiene en la selección, te va a ayudar a que el entrenador analice si podés estar integrando el grupo. En este caso hay que aprovechar al máximo los partidos fecha Fifa, lo que puede ser la próxima Copa América, tratar de estar en el grupo y consolidarlo, que se tenga continuidad como en el proceso de cuatro años que derivó en el Mundial. En lo que dependa de mí, creo que puedo llegar sin problemas al próximo Mundial.

UNA NUEVA ETAPA
-Ahora hay que comenzar una nueva etapa, esta vez frente a Angola.

-Desde el momento que me tomó en cuenta Juan Verzeri, quedé muy agradecido y me puse feliz de la vida por el hecho de volver a vernos y hacer hincapié en que ahora empieza lo más difícil, que es dejar bien claro qué se consiguió, volver a los primeros lugares del fútbol mundial. Ahora el desafío es doble, porque hay que mantenerlo, valorizarlo y cuidarlo mucho. Seguro que nos servirá para el futuro, por lo que no hay que tomarlo como un partido más, sino como uno de preparación para todo lo que va a venir.

-¿Qué sensaciones te provoca que se comience sin Tabárez?

-Es raro, pero es entendible tomando en cuenta que se está negociando su contrato. Era lógico en esto caso no asumir la conducción técnica y seguir por los caminos que se están transitando para llegar a buen puerto. Nosotros vamos a darle el apoyo a Verzeri, a quien vamos a respetar y acatar las decisiones porque es hoy el entrenador. Obviamente esperamos que el "Maestro", como capitán de barco que necesitamos, pueda solucionar de la mano de la comprensión y el análisis positivo que tengan nuestros dirigentes. Es necesario que puedan llegar a un arreglo con Tabárez para que él desarrolle todo ese proyecto muy avanzado que tiene en mente.

LA CELESTE PONE A PRUEBA SU PRESTIGIO BIEN GANADO
Exactamente un mes después del cierre del campeonato del mundo se disputará una nueva fecha Fifa, en lo que será la primera oportunidad para varias selecciones de confirmar sus performances así como para otras de "borrar" sus malas actuaciones.

En el caso de Uruguay, el cuarto puesto obtenido en Sudáfrica 2010 reposicionó a la Celeste en el mundo del fútbol, por lo que el juego frente a Angola del próximo miércoles a las 17.30 en Lisboa servirá para poner a prueba el prestigio que los charrúas ganaron merecidamente en tierras africanas. Claro que en esta oportunidad estará ausente en capitán del barco, puesto que la AUF aún no ha solucionado la continuidad de Tabárez al frente del cuerpo técnico. Juan Verzeri (entrenador de la Sub 20) será el encargado de dirigir a nuestro combinado. Se dará así una situación curiosa y "conocida" para el "Maestro", puesto que cuando había sido designado en marzo de 2006 (en aquel entonces por Eugenio Figueredo), Uruguay disputó un amistoso en Londres frente a Inglaterra pero conducido por Gustavo Ferrín.

El miércoles en Portugal, la selección Celeste tendrá la gran chance de confirmar el muy buen papel de la Copa del Mundo, aunque no tendrá dos de sus principales figuras, como lo son Diego Forlán y Luis Suárez. Por otra parte, habrá varios retornos de futbolistas que no fueron incluidos en la lista definitiva que viajó a Sudáfrica. En tal sentido, el "Cebolla" Rodríguez, Carlos Valdez o el propio Abel Hernández tendrán una nueva oportunidad.

Ayer por la tarde, el cuerpo técnico uruguayo partió desde nuestro país junto a Egidio Arévalo Ríos, Mauricio Victorino y Andrés Scotti, además del profesor Sebastián Urrutia, Fabián Coito y Luis Barbat.

El partido se disputará en el Estadio do Restelo, escenario habitual del club Belenense

EN BUSCA DE IGUALAR A SCARONE
Abreu lleva de manera minuciosa su estadística goleadora con la camiseta de Uruguay, al punto de que existe una diferencia de cuatro goles a su favor con relación al recuento que los estadígrafos han realizado. El "Loco" cuenta dos partidos amistosos en los que anotó cuatro goles (dos ante la Sub 23 y dos frente a la selección de Durazno) para llegar a 30. A su entender, se ubica a un solo tanto de Scarone, quien con 31 encabeza la nómina de máximos artilleros. "La posibilidad de conseguir frente a Angola ese gol 31 es un anhelo secundario, porque lo primordial es el equipo, aunque si se da la posibilidad de jugar tengo en mente poder obtenerlo", comentó Abreu.

LA DELEGACIÓN EN LISBOA
Uruguay estará representado en Portugal con una delegación compuesta por 20 futbolistas. Ante Angola, la selección que conducirá Juan Verzeri estará integrada por Fernando Muslera (Lazio de Italia), Juan Castillo (Deportivo Cali de Colombia), Mauricio Victorino (Universidad de Chile), Diego Lugano (Fenerbahce de Turquía), Carlos Valdez (Reggina de Italia), Andrés Sottti (Colo Colo de Chile), Martín Cáceres (Barcelona de España), Jorge Fucile (Porto de Portugal), Maximiliano Pereira (Benfica de Portugal), Álvaro Pereira (Porto), Egidio Arévalo Ríos (Peñarol), Diego Pérez (Mónaco), Sebastián Eguren (Sporting Gijón de España), Walter Gargano (Napoli de Italia), Cristian Rodríguez (Porto), Ignacio González (Valencia de España), Edinson Cavani (Napoli), Sebastián Abreu (Botafogo de Brasil), Sebastián Fernández (Málaga de España) y Abel Hernández (Palermo de Italia).

Verzeri viajó acompañado por el resto del cuerpo técnico Juvenil, integrado por Fabián Coito, el profesor Sebastián Urrutia y el entrenador de goleros Luis Barbat.

ANÁLISIS DEL RIVAL
"Las palancas negras", como le denominan a Angola, ya está en Portugal incluyendo en su nómina a Geraldo, que actúa en Coritiba de Brasil. Los profesionales convocados son Wilson, Cali, Bingo Bile y Dany Massunguna (1º de Agosto), Kikas, Minguito y Fissy (Inter), Amaro, Ndó y Adawa (Benfica de Luanda), Lamá, Mabiná, Chara, Job y Santana (Petro de Luanda), Ángelo y Nandinho (Recreativo de Libolo), Pataca y Hugo (Kabuscorp), Yulu y Celson (Recreativo de Caála), Jonhson Makaba (Chengdu Blades de China), Gilberto (Al Alhy de Egipto), Mateus (Nacional de Madera), Manucho Gonçalves (Real Valladolid de España), Dominique Kivuvu (CFR 1907 Rumania), Djalma Campos (Marítimo) y Zuela (Paok FC Mikras de Grecia).

MENOS DE LA MITAD
Es válido destacar que Sudáfrica dejó solamente a 15 de los entrenadores en el mismo lugar que lo empezaron, pues otros 14 no seguirán dirigiendo al equipo con el que llegaron al Mundial y tres aún no conocen su futuro. Y con Maradona y Dunga se confirma que no basta con haber triunfado como jugador para tener éxito como entrenador. De los que continúan, los más destacados son Vicente del Bosque (España), Bert van Marwijk (Holanda), Joachim Low (Alemania), Milovan Rajevac (Ghana), Gerardo Martino (Paraguay), Vladimir Weiss (Eslovaquia), Ricki Herbert (Nueva Zelanda), Fabio Capello (Inglaterra) y Radomir Antic (Serbia).


Últimas Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪