domingo, 8 de agosto de 2010

Un paseo por los medios

Los jugadores celestes se hicieron un huequito durante su breve estadía en Uruguay para pasearse por estudios de radio, televisión, visitar instituciones, y disfrutar del reconocimiento de los hinchas que sólo encontraron palabras de agradecimiento para esta selección que hizo palpitar al país entero con su tremendo e inesperado desempeño durante el Mundial.

La cálida demostración de afecto los abrazó apenas aterrizaron en Carrasco. Continuó con la multitudinaria caravana y posterior acto en el Palacio Legislativo donde se homenajeó a los héroes charrúas que se ganaron el cariño, la aprobación de la gente, y lograron sacudir incluso a los más apáticos en materia futbolística.

Una vez en suelo uruguayo, los medios sacaron jugo a los celestes y ayudaron a incrementar este fenómeno poco usual en lo que a selección respecta. La hinchada reclamaba detalles, y los jugadores respondieron con anécdotas e intimidades acontecidas en Sudáfrica.

Humildad. Abreu y Lugano fueron, quizá, los más aclamados por el público. Llovían los pedidos de autógrafos, los flashes y a ellos jamás se les borró la sonrisa del rostro. Nunca una mala actitud. Es más, el Loco demoró varios minutos en ingresar al estudio de Día Perfecto porque frenó para charlar con cada hincha que se arrimó a felicitarlo. Cantó y bailó la cumbia del Loco, hizo bromas, habló sobre su infancia, el penal picado, y se emocionó hasta las lágrimas en contacto telefónico con su madre Marita.

Lugano se compró al público femenino con simpatía, sencillez y belleza. El capitán se dio una vuelta por Segunda Pelota y visitó a Nacho Álvarez. Pero más allá de lo interesante de las charlas y los relatos, llamó la atención la cantidad de mujeres que se acercaron a los estudios de Sarandí y Océano para saludarlo. “¿Tu esposa se banca todo esto?”, preguntó Álvarez al advertir la convocatoria. “Está curada de espanto”, respondió él. Ojalá así sea porque en la mesa de Consentidas, Diego no se salvó del juego de seducción que planteó el trío. Hábil en sus respuestas, el capitán las alborotó aún más al declarar con firmeza: “Los mejores ravioles son míos”.

Living. Un cuarteto celeste copó el diván de Terapia de Pareja en una charla coloquial y divertida. Entre chiste y chiste, Lugano, Godín, Eguren y Nacho González respondieron las interrogantes de Karina y Gaspar, y fueron los responsables de la votación que arrojó varios premios interesantes. El más charlatán resultó ser Abreu, aunque Eguren demostró durante la nota tener el segundo puesto asegurado en dicha categoría. Fucile el más tranquilo, y Castillo el más fácil de hacer enojar. Godín, el soltero del grupo, obtuvo el galardón al más ordenado, y Seba Fernández al más goloso.

¿Tímido? El golero celeste se auto catalogó como el más introvertido del grupo en el living de Buen día Uruguay. Un par de días después se destapó en Día Perfecto. Canchero, simpático y piropeador, Fernando Muslera se animó a asumir el rol de conductor, y a declarar su amor a Ximena Torres, la cocina del programa, que lo agasajó con una rica torta de chocolate.

Llovía a cántaros esa mañana en Montevideo, pero el público femenino ni se inmutó y se trasladó hasta el estudio del 12 a pesar de la tormenta. “Su corazón ya está ocupado”, increpó Ximena a las fanáticas del arquero que continuaron aguardando a pesar del frío y el agua para conseguir foto, autógrafo y saludo del ídolo celeste.

TVShow

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪