sábado, 9 de octubre de 2010

El rocambolesco viaje de Forlán

Quién le iba a decir a Diego Forlán que el parón liguero le iba a traer tantos quebraderos de cabeza. 

El último se produjo el viernes, cuando ya se ausentó del entrenamiento del Atlético en Majadahonda para viajar a China donde el martes jugará con Uruguay ante la selección local. 

Por la mañana, el charrúa tomó un vuelo a Munich, donde debía hacer escala antes de 'saltar' al gigante asiático. Pero al aterrizar en el país germano, todo se complicó. En su visado quedó establecido que Forlán debía entrar en China por Hong Kong, pero un cambio en los vuelos provocó que el avión que debía tomar el 'Cacha' aterrizara en Pekín. Así, las autoridades del aeropuerto de Munich le impidieron tomar ese vuelo, por lo que al delantero colchonero no le quedó otra que hacer noche en la ciudad teutona. 

La federación uruguaya de fútbol comenzó a realizar gestiones para permitir que el jugador pudiera aterrizar en la capital china y tras varias horas de llamadas y conversaciones, logró el visto bueno, por lo que anoche, a las 22.00, despegó desde Munich con dirección Pekín, donde está previsto que llegue hoy para el martes jugar el amistoso.

Más contratiempos

Este ha sido el último contratiempo de un viaje que no ha gustado mucho a Quique Sánchez Flores. El técnico rojiblanco dijo públicamente que el uruguayo podría haberse quedado en la capital de España para preparar de la mejor manera posible el partido del próximo sábado ante el Getafe, trabajando bien durante 15 días con motivo del parón liguero.

Forlán no quiso renunciar a jugar con su selección, aunque sí que lo hizo el viernes, cuando Uruguay se midió y goleó a Indonesia en Yakarta, con hat-trick de Luis Suárez. Según informaciones surgidas en el país charrúa, el delantero del Atlético se negó a jugar ese partido por problemas con la empresa organizadora del evento. Al parecer, el hermano del jugador, Pablo Forlán, era el encargado de gestionar ese encuentro amistoso, si bien alfinal fue la empresa Tenfield, que ostenta los derechos televisivos de Uruguay, la que se encargó de su realización. Por ese motivo, Diego decidió quedarse en Madrid para que Tenfield no cobrara la prima que Indonesia hubiera abonado en el caso de que él hubiese jugado.

El Mundo Deportivo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪