lunes, 1 de noviembre de 2010

Que digan lo que quieran

Diego Forlán atraviesa un momento que no es el mejor y acumula 10 partidos sin marcar. Por ello, ha sido el blanco de muchas críticas por parte de los medios españoles, pero él le quita trascendencia, así como también a los interminables rumores que verano a verano lo vinculan con un nuevo club.

"No es la primera vez que me critican. En donde he estado siempre alguna crítica he tenido y es normal. No todo el mundo está de acuerdo con mi manera de jugar y lo tomo como algo natural. Mientras las opiniones vengan con respeto, no pasa nada. Pero yo soy el que más disfruta cuando las cosas me salen bien, y el que más sufre cuando me salen mal", declaró el delantero al programa Quiero Fútbol, de Sport 890.

Consultado por su relación con el presidente del club, Enrique Cerezo, no dudó en indicar que "es muy buena. Nunca tuve ningún problema con él", y respecto a una posible transferencia mantuvo el discurso que hace meses lo acompaña: "estoy contento acá, me queda este año de contrato y dos más, y si viniera una oferta importante para el club y para mí, analizaríamos qué sucede. Nunca se sabe lo que puede llegar a venir, pero para analizar primero tiene que venir y en general cuando se habla son siempre rumores, nunca nada concreto".

El partido con Indonesia

Sobre la polémica generada en torno a su ausencia en el partido ante Indonesia, aclaró que "hablé con el Maestro (Tabárez), le conté como era todo y me entendió. Me pareció que era una situación injusticia con mi hermano. Uno siempre respeta todo y me manejo de una forma con la que nunca he tenido problemas con nadie"

Agregó que "no me interesa encontrar culpables, pero a mi entender y por los valores que me enseñó de chico mi familia, no me pareció justo que yo tuviera que ir a ese partido que consiguió mi hermano, no me sentía a gusto si viajaba. Cuando llegué a China hablé con los demás jugadores y les pareció bien mi decisión".

Según comentó Forlán, los otros integrantes del plantel celeste entendieron su determinación porque "les parecía justo por cómo se dio todo. En ningún momento estuve caliente ni nada, sólo que se dio una situación rara y yo siempre obro bien y no tengo problemas con nadie, pero cuando se dan esas cosas así no tiene sentido ir".

"Pueden decir 800 millones de cosas, que no me interesan. Estoy muy tranquilo y sé como me manejo. Si viene una sanción, que venga, yo soy responsable de lo que hago", declaró el mejor jugador del último Mundial

El momento de la selección

Los delanteros celestes están en una racha inmejorable, y Forlán desea "que siga así. Siempre tuvimos muy buenos jugadores, y lo lindo de todo esto es ir a China y ver cómo nos respetaban y nos miraban de otra manera. Eso levanta la autoestima de todos y es importante para la confianza del grupo".

Claro que no sólo los atacantes gozan de un buen presente, ya que "hay muy buen material también en otras líneas. En mi puesto, puedo decir que hay unos cuantos de buen nivel. Los que estuvimos en el Mundial y los que están afuera tienen mucho gol, y eso es importante porque la selección es un plantel y se utilizan todos, como en Sudáfrica".

El delantero destacó que "lo mejor que podía pasarle a la selección era seguir trabajando con este proyecto", en referencia a la renovación del contrato de Óscar Washington Tabárez como director técnico del combinado uruguayo, dado que "está trabajando bien en las juveniles y eso es importantísimo, porque la selección esta cada vez mejor".

Su vida

Dos botas de oro a nivel de Europa, dos premios de Pichichi y ahora la Bota de Oro de Sudáfrica. Premios que encandilarían hasta al más centrado, aunque a Forlán no le cambian "en nada mi vida personal. Sigo haciendo lo mismo de siempre. Lo que cambió es a nivel mundial por la repercusión. En todos lados que he tenido vacaciones y por donde voy la gente me reconoce, en Estados Unidos y ni que hablar acá en España. Antes la repercusión era fuerte, pero lo fue aún más después de Sudáfrica".

Sudáfrica. Esa mágica palabra que trae recuerdos frescos a la memoria de todos los uruguayos, también hace cambiar el tono de voz del mejor jugador de la competencia, a un día de cumplirse cuatro meses de la clasificación ante Ghana en cuartos de final. Por ello, cerró la nota agradeciendo al pueblo futbolero porque "disfrutamos el Mundial sabiendo que la gente en Uruguay era una locura. Agradezco el apoyo, porque lo que se vivió en Sudáfrica fue único y nosotros los jugadores lo disfrutamos de una manera especial".

Montevideo Portal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪