viernes, 24 de diciembre de 2010

Brindis celeste por el 2010

Sólo faltó más gente. De todos modos, el encuentro convocado por la Mutual sirvió para que el pueblo uruguayo, representado en ese millar y medio de aficionados que llegaron al Centenario, le diera una vez más las gracias.

Fotos por aquí, gritos por allá. Firmas de camisetas y pelotas regaladas. En el medio, un encuentro de fútbol de una hora entre los jugadores mundialistas y un combinado de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales.

Con una temperatura oscilante en los cuarenta grados a nivel de campo, poco le importó a Fernando Kanapkis que desplazó su ampuloso cuerpo, su barriga prominente para hacer alguna filigrana que no se le conociera en su época de profesional.

Sirvió para ver que Sosita, aún parado y con sus años, tiene una calidad prueba ISO-UNIT. Que el Tony Gómez, aquel del penal en Tokio, tiene más canas pero el mismo físico magro de entonces y que aún está para correr en el medio. Que el brasilero Adinolfi todavía tiene "timing" para sacarla de la línea y está intacto. Además, que al "Manteca" Martínez le quedan escapes por la punta y que el "Gaby" Cedrés puede seguir despuntando el vicio. Al menos en su Maldonado.

Que a Maxi Castro le quedan reminiscencias de su viejo Central Español, aunque los kilos le sobren hacia delante. Que el "Edi" Suárez todavía mantiene la pegada aquella del Danubio campeón. Y que el "Chengue" Morales está para jugar en cualquier cuadro de Primera. Eso sí, si no erra ese gol, igual que aquel contra Senegal en el Mundial 2002 y que Púa todavía está cabeceando.

Del otro lado estaban ellos. Los mundialistas de Sudáfrica. Con el capitán Lugano como estandarte y la incorporación de "Chori" Castro y de "Tata" González. Con el imán que generan en los gurises y las gurisas enfundadas en camisetas celestes. Esa que une y no diferencia. Que aglutina y junta voluntades; que esfuma diferencias y genera una correntada unidireccional en todo el país.

El amor estaba en la tribuna. Allí, cientos de caras juveniles querían tocarlos, abrazarlos y estar junto a ellos. El tributo de la gente se hizo ver una vez más en un eterno agradecimiento. Todo el país se envuelve en un abrazo triunfal cuando el 2010 está feneciendo.

Ojalá no se terminara nunca. Como el recuerdo de la gesta sudafricana que en cada rostro de niños y niñas, de jóvenes y no tanto, se reflejó ayer en el Centenario.

Que el fútbol una vez más levante una copa por este grupo de jugadores y técnicos. Se lo merecen. Son causantes de más de tres millones de sonrisas. Y eso vale oro.

OSCAR TABÁREZ: “ESTO RENUEVA EL ESPÍRITU”

El maestro Oscar Washington Tabárez miró el partido desde la platea América junto a sus colaboradores. Firmó uno y otro autógrafo a niños y mayores. "Fírmemela, Maestro, es para mi hijo", dijo el hombre que llegó raudo desde afuera del Estadio. Traía una pelota envuelta para regalo y lista para poner en el arbolito de Navidad. Rompió el papel y apareció una redonda celeste y blanca con el sol. Tabárez firmó y se sacó una foto de tantas. Después destacó el papel del plantel. "Es un grupo de jugadores responsables y profesionales que estuvieron presentes junto a esta gente joven que vino. Esto lo hace sentirse a uno que colaboró con estos chiquilines y sumó para la cultura de este país", expresó.

"Cuando subo una escalera o en los entrenamientos, uno se da cuenta de la edad, pero estas cosas lo hacen sentir más joven de espíritu a uno. También estamos preparados para los momentos menos gratos y por eso afrontamos nuevamente el desafío", agregó el conductor de la selección que ya tiene pactados los siguientes partidos: 9 de febrero con Sudáfrica en Kimberley o Nigeria; 25 de marzo con Estonia; 29 de marzo con Irlanda, 29 de mayo con Alemania y 25 de junio ante Estonia, en el Centenario. Ésta será la despedida antes de jugar la Copa América de Argentina el 4 de julio ante Perú.

UN OBJETIVO: COPA AMÉRICA

"Ha sido un año inolvidable en lo personal. Por el Mundial, mi actividad en Italia y la llegada de mi hijo que ha sido una bendición y es muy importante en mi vida", expresaba Edinson Cavani a Ultimas Noticias. El "Matador", como lo apodaron últimamente en el Napoli, marcó un gol en el partido de ayer y deleitó con varias jugadas. Así también levantó varios gritos de admiración desde la tribuna. Mientras tanto, Jorge Fucile se mostraba conforme con el encuentro de una hora.

"Fue movido y muy divertido", señaló. Tuvo varios encuentros jocosos con Kanapkis quien, a pesar de estar inactivo, mostró que aún está para correr un poco. "Éste ha sido un gran año para nosotros pero debemos enfocarnos a los objetivos que tenemos en el año próximo. Está la Copa América y queremos traerla para Uruguay", agregó después de dar su camiseta a Ruben Sosa. "Dame esa camiseta, monstruo, que así la pongo con las otras que tengo", dijo Sosita quien se llevó el trofeo del "Fuci".

Álvaro González no fue al Mundial pero forma parte del grupo que logró el boleto. "Queríamos colaborar con la intención que tiene la Mutual que siempre está trabajando por el jugador de fútbol. Es un orgullo dar una mano. Ahora espera seguir buscando tener más participación en Italia y pelear un lugar para estar en el grupo hacia la Copa América", dijo a Ultimas Noticias.


Últimas Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪