martes, 28 de diciembre de 2010

El "Edi" jugó como si fuera una final

Edison Cavani, integrando una selección de jugadores salteños que militan en equipos extranjeros y de Montevideo, hizo delirar a más de tres mil aficionados cuando enfrentaron a la selección local que se prepara para el torneo del Litoral y que está dirigida por su padre, Luis Cavani. 

El encuentro de las estrellas, que tuvo carácter benéfico, se inscribió en los festejos que viene organizando la Liga salteña en el marco del centenario de su creación. 

La actual figura del fútbol italiano y de la selección uruguaya no se guardó nada. Corrió toda la cancha, marcó, hizo jugar a sus compañeros y anotó dos de los cuatro goles.Cada pelota que tocó Cavani tuvo el sello de su calidad a lo que sumó un desgaste de energías pocas veces vista en un profesional cuando de un amistoso se trata. 

Celebró sus dos goles besando la camiseta salteña, a la que no llegó a defender en forma oficial, y el broche de oro a su actuación, y que fue muy aplaudido por el público, estuvo sobre el final del encuentro cuando salvó un gol cantado en su arco con el arquero vencido, arrojándose con los pies y deslizándose para sacar la pelota desde la raya y enviarla al córner para mantener el 4 a 2 favorable al equipo de las estrellas que entre otros tuvo a Martín Ferrando, Bruno Fornaroli y Braian Rodríguez.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪