martes, 28 de diciembre de 2010

El "Ruso" hizo su primer aviso

 

Su gestión en el Mundial de Sudáfrica lo convirtió en un símbolo. Su cabeza vendada y ensangrentada y sus deseos de volver a la cancha en el partido frente a México conmovieron a los uruguayos, que se identificaron más que nunca con la entrega del "Ruso" Diego Pérez. Por eso fue el elegido para protagonizar el aviso de Paso de los Toros. Era el indicado para "cortar con tanta dulzura".


Pasó unas buenas vacaciones en el este. En familia y a pleno sol y agua salada. Las necesitaba. La maravillosa experiencia del Mundial de Sudáfrica lo dejó agotado y la complicada situación del Bologna, equipo al que pasó tras seis años en el Mónaco de Francia, también colaboró con su cansancio. Estuvo cinco meses y nunca cobró, pero esta mañana emprende el regreso a Italia y espera encontrar otra situación porque el club cambió de dueño.

"Estaba muy preocupado por el tema del Bologna, fue un estrés tremendo. Después del Mundial la cabeza quedó cansada por todo lo que se vivió y esos cinco meses cargados de problemas en el Bologna, que amenazaba con dar quiebra, fueron terribles. Hace dos o tres días me enteré que hay un nuevo propietario y, supuestamente, se va a arreglar todo. Con todo eso era necesario este relax, para volver con fuerzas y preparar la Copa América", contó el "Ruso".


VACACIONES. "Lo del Mundial lo sentí. Me quedé tranquilo porque vi a varios compañeros de la selección en el casamiento de Gargano y a todos les había pasado lo mismo. Todos sentimos más el cansancio, sobre todo en los partidos que jugamos afuera con nuestros equipos. Sentimos el golpe físico", reconoció. "Por eso, me tomé estos días con total tranquilidad. Traté de evitar el teléfono. Me dediqué a mi familia, a mis hijos y a la playa. Nada más".

AVISO. Después del Mundial la popularidad del "Ruso" aumentó. Pero, esta vez, al volver a Uruguay la gente le hablaba más del aviso de Paso de los Toros, que de lo que sucedió en Sudáfrica. "Cortá con tanta dulzura, `Ruso`", fue la frase más escuchada por el volante.

"Todo comenzó en octubre cuando la agencia se contactó conmigo por mail. Me mostraron lo que iba a ser el reclame paso a paso y me entusiasmó. Fue la primera empresa que me eligió a mí después del Mundial y lo tomé como un reconocimiento. La idea me gustó y creo que salió lindo. Al menos eso es lo que me dice la gente".

La filmación se llevó a cabo en noviembre y el final fue realizado en un estudio en Bologna. "Para la parte mía viajaron a Bologna, lo demás fue en el Parque Central y creo que otra parte se filmó en Argentina. La verdad es que la producción hizo muy bien las cosas, fue todo muy profesional. Nos llevó dos o tres horas. Era la primera vez que hacía un reclame y no sabía bien con que me iba a encontrar. Sin embargo, no fue difícil. Los productores me decían que lo estaba haciendo bien. Después de cada toma me decían que lo había hecho bien. No sé si porque era yo o para dejarme contento. Je. Obvio que hubo que repetir las tomas, de repente la cara de malo y la sonrisa del final, pero estuvo lindo y entretenido", relató.

"Quisieron representar lo que había significado aquello del Mundial, de la venda y la sangre, pero en una publicidad hay que cuidar mucho el tema de la violencia, por eso la venda no podía tener sangre", agregó el futbolista, quien reiteró que para él fue un lindo reconocimiento y no cree, sin embargo, que haya nacido pa-ra él una nueva profesión.

"La primera que lo vio fue mi tía Grisel y enseguida me mandó un mail. Y después mis padres. Y ahora en Uruguay cada uno que me ve me dice 'cortá con la dulzura'. Creo que el aviso potenció lo del Mundial", dijo.

Para su hijo mayor, Santiago de siete años, ver a su padre en el aviso fue un gran orgullo. "Le gustó. Cuando lo pasan en la tele enseguida aclara: 'ese es mi papá'. Está palpando lo que es Uruguay y lo que es el reconocimiento de la gente hacia nosotros por lo del Mundial. Es muy diferente a lo que vivimos en Italia. Creo que está contento de que le hablen del padre. Lo vive con alegría y orgullo. La niña todavía es muy chica para darse cuenta".

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪