viernes, 24 de diciembre de 2010

Esta Navidad será color celeste

Esta medianoche, al levantar la copa para brindar, no serán pocos los uruguayos que recuerden lo que disfrutaron hace unos meses atrás con el cuarto puesto que la selección uruguaya consiguió en el Mundial de Sudáfrica. Esta vez los deseos, los augurios y el ¡Feliz Navidad! tendrá otro sabor para los que nacimos en este pequeño país.

Ovación reunió a un grupo de niños que se puso la Celeste emulando a los jugadores mundialistas. Porque fueron justamente ellos, quienes más disfrutaron de cada victoria de los dirigidos por el maestro Óscar Tabárez.

Por primera vez supieron del orgullo de sentirse uruguayos. Vieron llorar a sus padres y abuelos y salieron a festejar a la calle. Se sorprendieron al ver que gente que ni siquiera se conocía se abrazaba al tiempo que gritaba "¡Uruguaaaayyy nomás!" con todas sus fuerzas. Por primera vez vieron a Uruguay en los primeros puestos del fútbol mundial.

Y lo que pasó en Sudáfrica sigue presente en la vida de los niños. En varias escuelas, en las fiestas de fin de año, se rescató el mensaje de trabajo, esfuerzo y humildad brindado por los dirigidos por Tabárez.

Sus colegas maestros, recogieron algunas frases del técnico celeste. Por ejemplo, en la escuela N° 14, seis niños cerraron el acto vistiendo la camiseta celeste y mostrando una pancarta con la frase de Tabárez en el Palacio Legislativo: "El camino es la recompensa".

RECUERDOS. Muchos pequeños vieron los partidos en la escuela, junto a maestras y compañeros. Algunos utilizando sus ceibalitas. Parecido fue lo que hizo el propio Tabárez en el Mundial de Suiza en 1954. "Mi primer recuerdo de un mundial es en la escuela, escuchando el partido Uruguay-Hungría por la radio con todos mis compañeros de clase. Las cosas no han cambiado mucho. Ha cambiado la tecnología, pero la pasión es la misma", dijo Tabárez.

Para el maestro tampoco será una Navidad más. Pasará como siempre con su esposa, sus hijas y sus dos nietos, pero tendrá otro sabor. "Seguramente hablaremos de lo que pasó este año, que fue tan especial. Lleno de sensaciones fuertes y que generó cosas muy importantes en la gente. Siguen sorprendiéndome hasta hoy las muestras de cariño que siguen apareciendo. Quizás porque nunca me había pasado en mi país. Es algo muy lindo, sobre todo con la gente menuda que va a llevar ese recuerdo para siempre. Lo único que hicimos fue intentar lo de siempre, pero nos pone muy contentos que se hayan logrado cosas que pusieron tan feliz a la gente".

El técnico habló sobre Papá Noel y compartió sus deseos para los uruguayos. "En mi época eran los Reyes Magos, pero ahora uno vive lo de Papá Noel a través de los nietos, sobre todo de la más chica. Los que tenemos nietos e hijos vemos a través de ellos", dijo.

"A los uruguayos les deseo que cumplan sus sueños. Tener sueños siempre es importante, ojalá que se le concreten a muchos de ellos. Aunque hay que poner lo de uno para conseguirlos", agregó.

Bruno se volvió fanático tras el mundial

Bruno tiene ocho años y antes del Mundial no le interesaba el fútbol. La campaña de Uruguay lo convirtió en fanático. Tanto que ayer estaba viendo un partido de la Liga francesa. Su jugador preferido es Edinson Cavani. El salteño se ganó su corazón por los goles que convirtió con la Celeste.

Érika le escribió una canción a forlán

Érika, de siete años, está enamorada de Forlán como tantas otras pequeñas. Durante el Mundial escribió, junto a su mejor amiga Belén, una canción para el goleador y se la cantó a la directora de su escuela. "¡Ohhh Forlán, te amo, te amo, tengo tu foto en mi cuarto", decía una de las estrofas.

"Juanse" respira fútbol y adora al "loco"

Juan Sebastián es fanático de Uruguay y es futbolero de alma. No se pierde ni un partido del Chelsea o del Barcelona y no deja de hablar de las jugadas que hizo con sus amigos. Se identifica con el "Loco" Abreu por "la picadita" en el penal, por los goles y por la alegría con la que festeja.

Marco un defensa que es hincha de victorino

Marco tiene nueve años y es hincha fanático de la selección uruguaya. Su jugador preferido es Mauricio Victorino. Se identifica con él porque tiene una camiseta suya: la número 4 de cuando estaba en Nacional. Además, Marco también juega como defensa en el equipo de "UGAB".

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪