lunes, 3 de enero de 2011

Firmó tanto que hasta pensó en hacerse un sello

Tuvo unas largas vacaciones. Llegó a Uruguay el 6 de diciembre y aunque se debería ir mañana, espera conseguir la autorización de su equipo, Botafogo, para quedarse y participar en el partido de las estrellas del próximo miércoles.

"En Brasil no hay vacaciones a mitad de año. Es temporada larga, empieza el 20 de enero y termina los primeros días de diciembre. Y ahí, obligatoriamente, te tocan 30 días de vacaciones", explicó.

Aunque se instaló en Punta del Este, pasó las fiestas en su Minas natal, como siempre. La Navidad con la familia de su esposa Paola, y el Año Nuevo con los suyos. Pero esta vez, cuando llegó el momento de brindar, sus emociones fueron diferentes.

"Fue un brindis especial. Lindo, emotivo, con la satisfacción de haber conseguido unificar todo en torno a un solo color. Siempre existía eso de que los de Nacional seguían a los jugadores de Nacional y los de Peñarol a los de Peñarol. O los de Danubio o Defensor. Ahora se pudo unificar todo de color celeste y de repente idolatrar a un jugador que puede estar identificado con los colores del tradicional adversario. Eso fue lo más lindo, sobre todo porque fue natural, sincero, del pueblo. Eso me llenó de orgullo por más que no logramos el objetivo más grande que era ser campeones del mundo. Se logró esa identificación cariñosa que no tiene precio y que se forjó a lo largo de cuatro años en los que hubo momentos adversos pero que terminó con resultados muy positivos", dijo Abreu.

PLAYA. Para el "Loco" lo más importante de lo que consiguieron en Sudáfrica fue haberle dado a los más jóvenes la posibilidad de ver por primera vez a la selección en los primeros puestos de un Mundial.

"El otro día estaba en la playa y me reía. Yo estaba con un gorro y lentes y nadie me había sacado. Vi que se armó un picadito entre varios niños y uno era Muslera, el otro Lugano. Hubo un penal y uno de ellos decía que iba a patear Abreu. Pudimos cambiar, en los picaditos, a los Cristiano Ronaldo, a los Messi por los jugadores de nuestra selección. Y los niños son naturales, son sinceros. El ejemplo que dejó el grupo a futuro, no sólo para los niños sino para quienes se están iniciando en el deporte, en las selecciones juveniles, ha forjado una mística que tenemos que ser muy celosos de cuidar y mantener", afirmó.

"Del verano pasado en que estuve en este mismo lugar, a éste, es impresionante la cantidad de camisetas de Uruguay que se ven. Lo jodíamos a Lugano diciéndole que nunca habíamos visto tantas camisetas con el número 2 de Uruguay. Normalmente eran el 9 o el 10. Pero un 2 y con el nombre era difícil. Le dije al `Canario` que anotara esta fecha porque era difícil que se volviera a repetir", contó el minuano.

"Lo que me ha hecho trabajar Papá Noel este año no está escrito. La cantidad de camisetas que me hizo firmar, y las que ya me están haciendo firmar los reyes es impresionante. Voy a tener que sacar un sello con molde, porque estoy acalambrado", bromeó.

EMOCIONES. Que toda su familia lo haya acompañado a Sudáfrica fue fundamental. Sus dos hijos mayores, Valentina y Diego, jamás olvidarán el penal ante Ghana. "Llevarlos fue una de las mejores decisiones que tomamos. En un Mundial hay muchas dificultades pero yo le decía a mi señora `mirá si sale todo lindo y ellos no lo pudieron compartir`. Como los gemelos, que van a saber que estuvieron y van a tener imágenes para corroborar que participaron de ese momento tan especial. La foto de mi hija, toda pintada de Uruguay, cuando se le caen las lágrimas, es inolvidable. No tengo más que agradecer a Dios por haberme permitido participar de algo tan maravilloso y además haberlo podido compartir con mi familia. No sólo mis hijos, pude llevar a mis viejos y a mis hermanos. Fue la primera vez que sentimos emociones tan fuertes, en eso éramos todos novatos, y las pudimos compartir en la sobremesa con nuestras familias después de cada partido".

INJUSTO. A la hora del brindis Abreu sólo agradece. "No puedo pedir nada para el año que comienza. Sería injusto por todo lo que me ha dado el de arriba. Obvio que uno mantiene los sueños. Siempre se programan nuevos sueños. Aunque para conseguirlos es necesario humildad, sacrificio, trabajo, dedicación, profesionalismo y obviamente estar respaldado sobre un proyecto. Sabemos que después del Mundial se nos mira con otros ojos y hay otras expectativas, pero nosotros tenemos que mantener el perfil bajo. Y seguir con la misma mentalidad. Vamos a la Copa América a ser protagonistas. Tenemos sueños e ilusiones, pero debemos trabajar para ser competitivos".

Niños: "Se pudo cambiar a los Cristiano y los Messi por los jugadores de la selección".

Año Nuevo: "No puedo pedir nada; sería injusto con todo lo que ya me ha dado el de arriba".

En Botafogo hace goles y ayuda a cortar el bacalao

Andrés D`Alessandro, el mejor jugador de América, reconoció que el "Loco" es ídolo en Brasil.

Y Abreu admitió que allí se siente feliz. "En lo estrictamente futbolístico me adapté muy bien y ellos aceptaron enseguida mi personalidad y mi forma de ser y mi estilo de juego. Y yo me acostumbré muy bien a la forma de vivir del carioca. Porque dentro de Brasil hay diferentes estilos de vida y de mentalidad", contó.

"Pero también me han dado un lugar y un respeto muy grande. Me hacen participar en muchas cosas de la institución. La infraestructura, las formas de entrenamiento, la vestimenta o la forma de cuidar al juvenil y la necesidad de incentivarlo para el estudio. Intercambiamos opiniones. Son cosas que como futuro entrenador ya estoy desarrollando. Es como una preparación y tanto los directivos como el entrenador me dan ese lugar porque creen que una visión de afuera es buena. Uno se siente valorado y feliz por poder aportar no sólo dentro de la cancha", agregó.

Abreu ya ha dicho que será el DT de Uruguay en el 2030, pero también espera dirigir a Botafogo. "Siempre aspiro a poder dirigir en los clubes donde he estado. Y Botafogo es uno de ellos".

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪