viernes, 11 de febrero de 2011

Los que hicieron posible el milagro


No eran caras conocidas. Al menos, no tenían la fama de sus antecesores. En esta selección Sub 20 no estaba el "Morro" García, no jugaba el "Nico" Lodeiro, no corría Abel Hernández ni estaban jugadores de la clase de Urretaviscaya, Tabaré Viudez, Sebastián Coates o del "Vasquito" Aguirregaray.


Es más: la base del plantel que logró la hazaña, es de clubes chicos. Nacional y Peñarol aportaron sólo un futbolista cada uno.

Así, casi desde el anonimato, el ingeniero Juan Verzeri empezó a armar su puzzle. Uno de acá, otro de allá, este de aquí, fue conformando un plantel sin figuras de renombre, con muy poca prensa y casi desconocido para el gran público.

El más "famoso" era Diego Polenta, el capitán, surgido en Danubio e incorporado rápidamente al Genova de Italia, cuando todavía no había cumplido la mayoría de edad.

Leandro Cabrera le seguía como otro de los referentes. De Defensor al Atlético de Madrid y de allí al Recreativo Huelva.

Antes del Sudamericano, cruzaron la frontera del anonimato Federico Rodríguez y Pablo Cepellini los ex Bella Vista que saltaron a la "fama" con su mediático traspaso a Peñarol.

La figura de Jhonny Da Silva se hizo conocida por sus actuaciones en el arco de Tacuarembó, y después, poco más.

Algo de Adrián Luna por su aparición en la delantera de los violetas, y el resto, un montón de gurises que buscaban su lugar en el profesionalismo, en el fútbol grande de cada fin de semana.

Esta Sub 20 fue una selección sin carisma. Casi en silencio viajó a Perú acunando un sueño que era compartido por pocos.

El comienzo, además, no fue nada alentador y terminó clasificando al hexagonal a duras penas. Perdió con Perú en su última presentación y estuvo muy cerca de la eliminación.

En la fase final, empezó con las mismas dudas. Ganó con lo justo a Colombia, Ecuador le empató y le pudo haber ganado en la hora. Ese pareció ser el punto de inflexión. De ahí en más el equipo fue otro.

Le ganó a Chile con personalidad y como broche de oro, venció a la selección Argentina en el clásico. No solo se tomó revancha del debut, sino que logró clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en un hecho histórico y hasta milagroso tal y como se dio el proceso del Sudamericano.

Sin fama, sin prensa, sin ruido. Estos 20 hicieron historia...

El Técnico

Juan Verzeri
Tiene 47 años. Es egresado del Isef y de KNBV de Holanda. Dirigió formativas de River, Liverpool, Juventud selección de Omán (DT alterno) y a Racing desde 2008.

Salvador Ichazo
Suplantó a Jonhy Da Silva en el arco y asumió la responsabilidad con creces. Se transformó en una de las figuras. Tiene 18 años, mide 1.86. Juega en Danubio. Ya estuvo en la selección Sub 17.

Leandro Cabrera
Tiene 19 años, mide 1.87. Se formó en las juveniles de Defensor Sporting. Pasó al Atlético de Madrid y ahora está en préstamo al Huelva. Fue de menos a más. Un zaguero serio, firme, seguro.

Diego Polenta
El capitán celeste volvió a ser la gran figura de la Sub 20. Cumplió 19 años el 6 de febrero. Mide 1.83, pesa 82 kilos. Se formó en Danubio y desde la Sub 17 pasó al Genova de Italia. Un crack.

Federico Platero
Es otro de los juveniles nacido en las formativas de Defensor Sporting. Creció futbolísticamente a medida que avanzaba el torneo. Se afirmó y fue clave. Mostró personalidad. Tiene 19 años.

Matías Vecino
Nacido en las formativas de Central Español. Tiene 19 años, mide 1.83 y juega en el mediocampo y en defensa. Es polifuncional y con buen manejo de pelota. ¡Héroe! Hizo el gol más importante.

Camilo Mayada
Nació en las juveniles de Danubio. Hoy está en el plantel principal. Tiene 19 años. Pesa 70 kilos y mide 1.71. Fue una de las figuras que trascendió en el hexagonal del Sudamericano.

Adrián Luna
Fue el mejor delantero que tuvo la selección. Veloz, guapo, encarador, incisivo, determinante con sus tiros libres. Es de las formativas de Defensor Sporting. Mide 1.70, pesa 61 kilos. Fue clave.

 Uno x Uno

Jhonny Da Silva. Arquero. Procede de las divisiones juveniles de Tacuarembó. No anduvo bien y perdió la titularidad.

Ramón Arias. Es defensa, proviene de las formativas de Defensor Sporting. Buen torneo.

Yefferson Moreira. Es de las divisiones juveniles de Peñarol. Puede ser lateral o zaguero.

Maximiliano Olivera. Es jugador de las formativas de Montevideo Wanderers.

Nicolás Rodríguez. Otro de los juveniles nacidos en filas bohemias.

Ángel Cayetano. Buen valor de las formativas danubianas. Cada vez que jugó, rindió.

Pablo Cepellini. Nació futbolísticamente en Bella Vista. Fue al torneo como jugador de Peñarol pero pasó al Bologna. Tuvo luces y sombras.

Guzmán Pereira. Proviene de las juveniles de Wanderers. Aún con altibajos, rindió.

Nicolás Prieto. Nacido en las formativas de Nacional. Cuando le tocó jugar, mostró clase.

Sebastián Gallegos. Fue figura en la Sub 17. Producto de la cantera danubiana, hoy en el Atlético Madrid. Jugó poco.

Matías Jones. Otro de los productos de Danubio. Buen jugador, tiene condiciones.

Luis Machado. Uno de los delanteros de más rodaje en Primera. Viene de Tacuarembó. Tuvo correcto desempeño.

Federico Rodríguez. De la cantera de Bella Vista. Era una de las figuras en lo previo. Empezó siendo jugador de Peñarol y terminó siendo del Bologna.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪