viernes, 11 de marzo de 2011

El premio, ir a un Mundial

Para los países que integran la Confederación Sudamericana de Fútbol, la brújula apunta más que nunca al norte… Es que desde el sábado 12 de marzo, y hasta el domingo 10 de abril, las 10 selecciones que conforman la CONMEBOL se darán cita en Ecuador para disputar el 14º Campeonato Sudamericano Sub-17, que pone en juego cuatro plazas para la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011.

El Grupo A está integrado por Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú y Uruguay, mientras que el Grupo B lo conforman Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Venezuela. Los tres primeros de cada zona avanzarán al hexagonal final, en el cual volverán a jugar una ronda todos contra todos. Los cuatro primeros, además de asegurarse un boleto para México, también se clasificarán para los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011.

El eterno candidato
Con nueve coronas sudamericanas en su haber (las últimas tres, consecutivas), el tricampeón mundial Brasil es otra vez el gran candidato. Emerson Ávila cuenta con un plantel compacto, nutrido por varios futbolistas que fueron subcampeones sub-15 en Bolivia 2009. Entre ellos se destaca el delantero Lucas Piazon, máximo artillero de ese certamen con 10 goles. Sin embargo, el entrenador apunta a lo grupal. “Aquí no hay, como en el sub-20, un Neymar o un Lucas, por lo que deberemos depender de lo colectivo. Lo táctico también será importante, aunque es cierto que las individualidades nos pueden aportar un salto de calidad".

Uno de sus principales obstáculos en el grupo será Paraguay, su verdugo en el mencionado sub-15. Al igual que aquella vez, la Albirroja tendrá en banquillo a Gerardo González, quien no se siente menos que nadie. “Respetamos a cada uno de nuestros rivales, pero todos arrancamos de cero. El objetivo es estar en México”, aseguró el técnico. Los guaraníes no van a un Mundial de la categoría desde 2001.

Colombia, por su parte, también puede sacar ventaja desde la banca: Ramiro Viáfara no sólo clasificó a los Cafeteros para Nigeria 2009, sino que además los condujo hasta un inédito cuarto puesto. Las estadísticas también les hace un guiño: con cinco, Colombia es la tercera selección sudamericana con más asistencias a una fase final sub-17 detrás de Brasil (12) y Argentina (10).

Chile, mientra tanto, llega con bajo perfil pero altas expectativas. “Queremos ser protagonistas, mostrar nuestro fútbol y luchar por la clasificación”, afirmó el técnico George Biehl, quien desea poner fin a una racha de 14 años: la última vez de la Roja fue en Egipto 1997. Para Venezuela, en cambio, sigue siendo una cuenta pendiente, ya que es el único país de la región que jamás disputó un Mundial de la categoría.

Pronóstico abierto
Más allá del peso de su camiseta, Argentina aparece como el rival a vencer en el Grupo A por sus pergaminos en la categoría: 10 participaciones mundialistas, dos títulos continentales y cinco subcampeonatos así lo avalan. De la mano de Oscar Garré, campeón de la Copa Mundial de la FIFA México 1986, la Albiceleste buscará volver a dar una vuelta olímpica por primera vez desde 2003, cuando cortó una racha de cuatro consagraciones consecutivas de Brasil.

Tras su excelente Mundial de mayores y su gran actuación en el último Sudamericano Sub-20, donde logró la clasificación para el Mundial de Colombia y el Torneo Olímpico de Fútbol, Uruguay pretende estirar su notable momento también entre los sub-17. Luego de asistir a dos de las últimas tres fases finales, el equipo de Fabián Coito bien puede elevar el listón y apostar por un título que se le negó en 1991 y 2005, cuando terminó segundo de los brasileños.

El anfitrión Ecuador fue sede del Mundial Sub-17 en 1995, pero no clasifica por méritos propios desde su primera vez, allá por 1987. ¿Cuáles son sus posibilidades? “El calendario nos puede beneficiar, ya que arrancamos con Bolivia y Perú y luego descansamos. La idea es sacar los seis puntos y definir la clasificación contra Uruguay y Argentina, que son favoritos”, se sinceró su entrenador Xavier Rodríguez.

Perú y Bolivia, claro está, tienen otros planes. El entrenador Juan José Oré afronta su tercer Sudamericano consecutivo al frente de los peruanos, y si bien no logró llevarlos a la última cita, en Nigeria 2009, nadie se olvida de la histórica clasificación para República Corea 2007, donde además alcanzó los cuartos de final. Los del altiplano, en cambio, tienen un sueño más humilde: regresar a un Mundial después de asistir a la edición inaugural en China 1985.

FIFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪