viernes, 1 de abril de 2011

Parecía que no era el día, pero hubo reacción

Del sufrimiento a la esperanza. De la ilusión a la desazón. De ahí a la resurreción. Y después al nerviosismo. En ese mar de sensaciones se encontró la selección juvenil uruguaya Sub 17 que consiguió un nuevo empate (1-1) en el marco del hexagonal final del Sudamericano de Ecuador.

Frente a una Argentina que impuso el ritmo del partido en la primera mitad, período en el que debió ganar con autoridad el cotejo gracias a las constantes incursiones por las franjas y a las grietas que encontró en la retaguardia celeste, el equipo de Fabián Coito recién reaccionó en los dos minutos finales de esa etapa.

Tras jugar con el corazón en la boca y depender de la buena labor del arquero Matías Cubero o de la poca fortuna que tuvieron los albicelestes, a los cuales les faltó un par de centímetros para abrir el marcador, Uruguay mostró los dientes y cambió figuritas.

Entonces, en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito apareció un nuevo Uruguay. Más fuerte en el mediocampo y con mayor entusiasmo a la hora de atacar, los botijas charrúas se le fueron a las barbas a sus hermanos rioplatenses.

Asumiendo el protagonismo y tomando más las riendas del encuentro gracias a algunas modificaciones, Uruguay mereció tener la suerte que antes le fue esquiva a Argentina. Increíblemente, el cotejo volvió a cambiar de dueño.

Y la nueva reacción albiceleste fue más fructífera. Federico Andrada, el más temible delantero que tuvo ayer el conjunto de Óscar Garré, se encargó de abrir el marcador con una buena definición.

Del pie de Guillermo Méndez salió la furiosa rebeldía uruguaya para buscar el empate. El que llegó merced a la mala suerte que tuvo el zaguero Maximiliano Padilla, que voló en palomita para meter la pelota en su propio arco.

Tras el 1-1 Uruguay amagó con llevarse el partido, pero al final la tranquilidad volvió al conjunto albiceleste, que incluso puso al elenco uruguayo en una espece de silla eléctrica en un contragolpe que fue cortado milagrosamente.

Ahora, Uruguay, que no podrá utilizar a su capitán Emiliano Velázquez* y al volante Ignacio Ratti por la acumulación de tarjetas amarillas, se medirá con Paraguay el próximo domingo a las 17.50.

ASÍ JUGARON
Cabe destacar que por Uruguay en la igualdad contra Argentina en un tanto por bando, jugaron Matías Cubero; Agustín Tabárez, Emiliano Velázquez, Gastón Silva, Gianni Rodríguez; Leonardo País, Ignacio Ratti, Maximiliano Moreira (66` Maximiliano Poggi), Elbio Álvarez; Sergio Cortelezzi (63` Juan San Martín) y Juan Cruz Mascia (54` Guillermo Méndez).

Ovación digital

*Según información oficial del jefe de prensa de la AUF solamente arrastraba amarilla Ratti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪