domingo, 10 de abril de 2011

Uruguay no pudo con Ecuador y se despidió del título

Uruguay empató con Ecuador 1 a 1 y se despidió del título del Sudamericano sub 17, al que llegó con chances de ser campeón hasta la última fecha.

La selección uruguaya cumplió el objetivo: clasificó al Mundial de la categoría y a los Juegos Panamericanos; además, terminó invicta en el hexagonal final.

Este es otro logro en el proceso de selecciones uruguayas que comenzó en 2006, cuando asumió como entrenador el maestro Oscar Tabárez. Desde entonces han clasificado a sus respectivos mundiales dos generaciones sub 17 y dos sub 20, la última también consiguiendo el pasaje a los Juego Olímpicos. La selección mayor, en este mismo proceso, logró el cuarto lugar en la Copa América y el mismo puesto en el último Mundial.

Uruguay comenzó dominando el partido, teniendo la pelota y generando peligro en el arco rival. Pudo hacer más goles, tuvo una pelota en el palo y el arquero ecuatoriano salvó a su equipo varias veces. Uruguay lo lamentaría. Hizo sólo un gol, de Juan San Martín de cabeza y el primer tiempo terminó 1 a 0.

Ecuador dejó la sensación de ser un equipo apático. Durante todos los primeros 45 minutos no incomodó a los defensores celestes y no parecía una amenaza para la segunda mitad.

Comenzó el segundo tiempo y en los primeros minutos Uruguay siguió dominando el juego, pero ya sin ser tan peligroso. La acumulación de partidos, de a poco, estaba comenzando a tener efecto. Y una explosiva llegada de Ecuador generó un penal a su favor. Lo atajó el arquero celeste pero el juez ordenó repetir la pena porque el meta se había adelantado. Lo pateó José Ceballos y puso el partido 1 a 1.

Uruguay nunca se recuperó de ese golpe. En los 32 minutos que faltaban no pudo recuperar el dominio de pelota que tuvo hasta el empate ecuatoriano, menos ser peligroso. Eso sí, siguió intentando, luchando y a puro orgullo llevó contra su arco a Ecuador, que de contragolpe, estuvo más cerca del segundo que Uruguay. Pero sus futbolistas no se molestaron por la victoria, ya estaban en el Mundial y en los Panamericanos, por lo que hasta se dieron el lujo de hacer tiempo.

Al igual que la selección sub 20, los pibes de Fabián Coito llegaron a la última fecha por chances de ser campeones. No lo lograron, pero el objetivo se cumplió y el resultado en este y en todas las categorías ha sido positivo. Se está haciendo las cosas bien.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪