viernes, 27 de mayo de 2011

"Queremos ganar la Copa América; hay tiempo para recargar energías"

Cuando dejó Estambul lo hizo bajo vítores y aplausos. Los hinchas del Fenerbahce no terminaban de festejar el campeonato. Seguían de fiesta y Diego Lugano fue un objetivo al alcance la mano. El capitán de Uruguay, no paró de firmar autógrafos ni de sacarse fotos.

"Pahhh... fue increíble este campeonato. A los festejos normales, espontáneos, naturales después del partido, se sumaron otros el día después. Fue fantástico. La fiesta empezó de mañana en la concentración del club con un almuerzo entre dirigentes, cuerpo técnico, plantel y jugadores de las divisiones inferiores. Después hubo una caravana muy bien organizada, que recorrió las calles del barrio, con banderas en todos lados, con fuegos artificiales, todo espectacular. Cuando llegamos al estadio para recibir la Copa, estaba lleno de punta a punta. Fue una locura. Del estadio, nos fuimos a una fiesta privada, organizada por el presidente del club, sólo para los futbolistas y sus familias, nos pasamos casi dos días de festejos", cuenta hoy desde Alemania, donde se sumó al plantel de la selección para disputar el amistoso del domingo. Los medios de prensa turcos apuntaron que el Fenerbahce gastó un millón y medio de dólares en los festejos por la obtención de la Superliga turca. En fin. Otro mundo.

Pero ese mundo, tan distante y diferente al nuestro, vive las victorias con la misma pasión y eso Lugano lo sabe mejor que nadie. Así como le tocó sumarse a la selección después de perder el campeonato por un punto antes del Mundial 2010, hoy lo hace como campeón y llega con el espíritu templado.

"No hay dudas que es diferente, uno llega con otro ánimo. Salir campeón siempre es especial, es reconfortante, no es para cualquiera y el haber sido uno de los goleadores del equipo también es importante y más para un defensa. Todo es a favor, llegar con este espíritu a la selección es bárbaro, porque ahora se vienen desafíos muy lindos", dice el capitán.

Dentro de esos desafíos de los que habla Lugano, está la Copa América de Argentina, el primer gran objetivo trazado por los celestes en este 2011. "Es que nosotros queremos devolverle la Copa América al Uruguay, es un tema que hemos hablado, sería importante poder lograrlo, pero primero hay que poner la cabeza en este partido con Alemania. ¿Revancha? nooo... perdimos cuando no teníamos que perder, pero no se toma como una revancha. Para mí Alemania y España son las mejores selecciones del mundo, este partido va a ser importante, muy útil para seguir creciendo, para seguir adelante con este proceso", dice el zaguero.

Pero Lugano sabe que después de Alemania, viene otro rival de lujo: Holanda. "Jugar en casa contra el vicecampeón del mundo no se da todos los días".

Los amistosos, la Copa América, el clima de la selección vuelve a los primeros planos. El Mundial parece tan lejano... "Sí, pero fue hace 11 meses, no fue hace tres años. Todo está fresco aún, y eso es importante, todos nos miran con otros ojos", dice Lugano.

El capitán sigue creyendo en la gente, en el hincha, el que apoya en las buenas y en las malas. "Hay una identificación con la selección de la gente que es increíble".

Lugano dice que la Copa América es un objetivo. Y que habrá tiempo suficiente como para reponer energías y encarar el torneo de la mejor manera. "Sentís el cansancio obvio. Después del Mundial descansamos muy poco. En mi caso, jugué todo el año, y antes del Mundial venía arrastrando una lesión de rodilla... no paré casi nada... se siente el trajín, claro, pero tenemos un mes para preparar la copa y recargar energías".

La mala racha de Forlán, la notable campaña de Cavani, luces y sombras de un plantel que tira para el mismo lado. "Estamos en contacto permanente entre todos, si fuese por el grupo humano, seríamos campeones del mundo todos los años. Hay un grupo fenomenal", dice.

La cifra

10 goles anotó Lugano en la Superliga turca: fue el zaguero más goleador y uno de los artilleros del equipo.

Hoy Tabárez define los once que jugarán con Alemania

El plantel celeste trabajó bajo las órdenes del profesor José Herrera en el complejo deportivo de Sinsheim. Los 20 futbolistas hicieron diferentes trabajos regenerativos y recién hoy comenzarán a repasar aspectos técnicos-tácticos con el maestro Óscar Washington Tabárez.

Hoy habrá doble turno y por la tarde, Tabárez parará el supuesto equipo titular. En principio, Uruguay iría con Fernando Muslera en el arco; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín y Álvaro Pereira; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Gastón Ramírez en el medio; Luis Suárez, Diego Forlán y Edinson Cavani en ofensiva.

De todas formas, es sólo una especulación ya que Tabárez no dio pistas de la probable alineación en donde podría tener lugar Martín Cáceres en la defensa y Álvaro Pereira pasaría al mediocampo en lugar de Gastón Ramírez.

Cabe recordar que Tabárez tiene a todos los futbolistas a la orden ya que no hay lesionados ni sentidos. El partido frente a la selección alemana del próximo domingo será transmitido en directo para Uruguay (VTV) a partir de las 15.00 horas. El encuentro se disputará en el remozado estadio Rhein Neckar Arena de Sinsheim, con las 30.000 localidades agotadas desde hace una semana.

Tras el encuentro con Alemania, la delegación celeste regresará a Montevideo y ya varios futbolitsas quedarán a la orden de Tabárez en nuestro país, preparando el cotejo ante la selección holandesa del próximo 8 de junio.

Por otro lado, ayer la federación alemana de fútbol confirmó al árbitro portugués Olegário Manuel Bartolo Faustino Benquerenca como juez del amistoso entre celestes y germanos. Será asistido por sus compatriotas Bertino Cunha Miranda y Joao Ferreira Santos, mientras que el cuarto árbitro será el alemán Christian Dingert.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪