domingo, 29 de mayo de 2011

Uruguay no pudo sacarse la espina

Uruguay no pudo tomarse revancha del partido del último Mundial de Sudáfrica y volvió a caer ante Alemania: en este caso fue 2-1 en Sinsheim. Mario Gómez y Andre Schurrle marcaron para el ganador, descontando Walter Gargano para los celestes.

En líneas generales, el triunfo teutón fue justo. Uruguay jugó un aceptable partido, pero le costó hacerse fuerte en ofensiva.

PARTIDO. El inicio del juego fue parejo.

Los germanos controlaron la pelota, pero los uruguayos realizaron una efectiva presión en el medio campo que les impidió a los dueños de casa acercarse con peligro al arco defendido por Fernando Muslera -buena figura durante todo el match-.

Las chances de gol escasearon: en Uruguay-que no podía hilvanar jugadas de ataque- apenas dos remates sin pretensiones de Walter Gargano y Álvaro Pereira y en Alemania mucho toqueteo por la derecha (Philipp Lahm, Mesut Ozil, Thomas Muller), pero sin demasiado riesgo.

Sin embargo, una falla de Diego Lugano a los 20´ comenzó a complicarles el panorama a los nuestros.

El capitán recibió un balón de Maximiliano Pereira, pero Mario Gómez se lo robó, enfiló hacia el arco y definió con categoría para estampar el 1-0 del local.

Entonado por el gol, el equipo de Joachim Low se fue arriba ante el desconcierto celeste y pudo duplicar por intermedio de Ozil. Sin embargo, Muslera estuvo atento.

A Uruguay le costaba hacerse fuerte en ofensiva, pero así y todo tuvo una opción clara cuando Edinson Cavani ingresó al área teutona por derecha y disparó desviado.

La respuesta charrúa fue cortada de cuajo por una Alemania que, con espacios, velocidad y utilizando las bandas, cerca estuvo de duplicar la diferencia. Toni Kroos, con una "vaselina" (bien Muslera), y Mats Hummels (cabezazo desviado) no pudieron hacer lo que sí hizo el centrodelantero Andre Schurrle a los 35´.

El "9" recibió un pase desde el sector derecho de Ozil, se acomodó y desde el borde del área sacó un remate colocado que dejó sin asunto al guardameta oriental. Golazo.

Otra vez les costó a los nuestros digerir el "bombazo", ya que Gómez se perdió el tercero en el área chica.

De allí hasta el final de la primera mitad, el juego ganó en intensidad y se hizo de ida y vuelta. Los germanos pudieron triplicar, así como los uruguayos descontar, pero Manuel Neuer, de manera brillante, le atragantó el grito a Diego Forlán en dos ocasiones

Los celestes salieron decididos a descontar de arranque en el complemento y lo lograron a los 48´, por intermedio de Walter Gargano, quien definió en el punto penal tras una carga oriental en la que también participaron Cavani y Luis Suárez.

De todas formas, el tanto no varió el trámite del encuentro como se esperaba. Alemania volvió a tener la pelota y a acercarse sin mayor peligro al área charrúa. En tanto, los orientales, un poquito más entonados por el ingreso de Gastón Ramírez, no podían crear demasiado peligro como para igualar las acciones.

A los 63´ Neuer volvió a taparle de manera espléndida un zapatazo a Forlán y los celestes que comenzaron a tocar de manera más acertada la pelota.

Se mostraba Cavani, la pedía Suárez, subía Ramírez, intentaba Forlán

Lentamente, los nuestros fueron ganando terreno y generando infracciones a su favor.

Diego Godín tuvo el empate a los 72´, pero nuevamente Neuer volvió a vestirse de salvador cuando la caída parecía inminente.

Un par de minutos después, en una rápida acción Gómez se lo perdió cuando Muslera estaba vencido.

La arremetida de Uruguay fue perdiendo intensidad poco a poco: ya no se llegaba con peligro al área germana y costaba avanzar en el campo. En contrapartida, una Alemania con muchos jugadores de refresco tras los cambios, pudo marcar el tercero y sentenciar el encuentro.

En los descuentos, Forlán volvió a exigir a Neuer, quien se quedó con la pelota del triunfo.

Ovación Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪