sábado, 25 de junio de 2011

Inglaterra desbanca a Uruguay

Inglaterra, que ya estaba clasificada por los resultados anteriores, se impuso a Uruguay por 2-0, ganó el Grupo C y enfrentará a Argentina en los octavos de final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. La Celeste, en cambio, finalizó segunda y deberá enfrentarse a Congo. El partido se disputó en Estadio Torreón el sábado 25 de junio de 2011.

Con la tranquilidad de tener asegurado su lugar entre los mejores 16, los ingleses salieron decididos a quedarse con el primer puesto de la zona. Esa ambición, sumada al poco apuro de Uruguay, provocó que paulatinamente los ingleses se fueran adueñando del desarrollo del encuentro, casi siempre a partir de su juego sobre las bandas.

Su principal arma ofensiva fue Nicholas Powell, quien se las arregló para poner en apuros a la defensa celeste una y otra vez, aunque la situación de mayor apremio provino de una jugada individual de Hallam Hope, cuyo remate salí a centímetros del poste derecho.

Hasta promediar la etapa, Uruguay había contado con alguna ocasión aislada, como aquella clara que desperdició Sebastián Canobra por encima del horizontal. Recién a partir de los 30 comenzó a encontrar los caminos hasta Jordan Pickford, pero el arquero le negó dos veces el gol a Guillermo Méndez, la primera vez con algunas dudas, la segunda de manera magistral.

Cuando todo hacía pensar que el primer tiempo terminaría sin goles, Inglaterra hizo valer su fama en el juego aéreo a través de Nathaniel Chalobah, quien libre de marcas ganó en el salto y anotó el primero (45’, 0-1).

Uruguay lució más ambicioso en el complemento y dos veces tuvo el empate en los pies Sergio Cortelezzi, pero este no pudo capitalizar. Inglaterra, en cambio, sí aprovechó su oportunidad: Raheem Sterling desbordó por izquierda y le sirvió el balón en bandeja a Max Clayton, quién a la carrera sentenció a Jonathan Cubero (58’, 0-2).

Con la ventaja, los europeos retrocedieron unos metros y achicaron los espacios en el medio, pasándoles toda la responsabilidad al rival. La táctica funcionó, ya que los ingleses tan estuvieron cerca del tercero como los uruguayos del segundo, más allá de aquella ataja de Pickford ante un remate de Maximiliano Moreira o del disparo de Rodrigo Aguirre apenas desviado. De hecho, poco más pasó hasta el final, sentenciando así la suerte de los dos.

FIFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪