lunes, 18 de julio de 2011

Discurso en la sobremesa

No hubo festejo. Ni siquiera se extendió más de la cuenta la sobremesa tras la cena. Hubo sí, el natural repaso de las alternativas de juego, de las pelotas divididas, de los goles, de los que se hicieron y de los que se erraron, de las notables atajadas de Muslera, de la entrega de todos... ¡y de los que juega Messi! "Qué lo parió", fue la frase que más se escuchó en esa charla íntima, llena de bromas, que este grupo de amigos que defiende a la selección, tuvo en la noche del sábado en las amplias instalaciones del salón-restorán reservado para Uruguay.

Fue una cena distendida, obviamente, por lo que significó el triunfo y la clasificación a la ronda semifinal de la Copa América. La alegría del grupo, compartida por el cuerpo técnico y sus asistentes, fue moderada. "No se logró nada muchachos ehhhh... vamo` arriba", dicen que arengó el capitán Diego Lugano, uno de los titanes que tuvo la selección en Santa Fe. Y así, en plena cena, y tras el postre, las anécdotas se sucedieron una tras otra.

"Yo no los elijo... llego y les digo... pensé en usted para que ejecute un penal... y ahí veo, decido... pero nadie se negó: al contrario, todos me respondieron que querían patearlos", recordó Tabárez en la conferencia de prensa. Y, precisamente, la ejecución de penales fue el tema sobresaliente de la noche. Se extrañó al "Loco". ¿Qué hubiese hecho? "Lo mataba de un pelotazo", dicen que bromeó Abreu.

Pero lo mejor no estuvo en la noche, sino en el almuerzo del domingo, ya con las horas de descanso encima, sin el estrés pospartido, con el análisis mucho más frío, más sereno, el plantel volvió a reunirse y a festejar el triunfo, esta vez, con un agregado: el cumpleaños feliz para el "Loco" que cumplió 15 años defendiendo a la selección. Ahí sí hubo de todo, y el "abuelo" tuvo que bancar las ocurrencias de sus compañeros, en un momento emotivo, por cierto, y fue el "Loco" el que tomó la palabra, el que agradeció por el triunfo, por la entrega, el que pidió aplausos para "Nando" (Muslera) por su actuación y para "Luisito" (Suárez) por el laburo que hizo en la cancha.

Pero también dijo que el grupo cumplió con lo que prometió: "Nos habíamos juramentado que este 16 de julio no podíamos perder, queríamos que hubiese otro 16 de julio para recordar, no sólo el de Maracaná, queríamos que este 16 de julio también se recordara como el día que eliminamos a la Argentina de su Copa América, y así fue: los felicito a todos", terminó diciendo uno de los grandes referentes de este plantel.

Y hubo aplausos, obvio, y gritos, y sonrisas, y un nuevo festejo. Pero no mucho más, pronto volvió la calma, la serenidad, y la charla amena de los futbolistas repasando una vez más lo que había pasado pero ya pensando en lo que se viene.

Es que en la Copa, no permite quedarse en el ayer, obliga a pensar en el mañana, y ahí está Perú, agazapado, esperando dar su zarpazo.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪