viernes, 22 de julio de 2011

Homenaje a Uruguay

Probablemente, pocos de ustedes hayan visitado la República Oriental del Uruguay. Y bien, esta columna es un homenaje a ese país, a esa selección que ya está en la final de la Copa América. Y con justicia futbolística, of course.

Uruguay es un país pequeñito, pequeñito, pero grande en humildad y humanidad, como su equipo de fútbol. No está exento de talento, ¿eh? Ni mucho menos. El amigo Eduardo Galeano, gran escritor y futbolero, el cantante Jorge Drexler, Mario Benedetti -me pongo en pie-, su equipo con Forlán o Suárez... Hay talento, pero muy humano.

Nada de creerse los mejores sin serlo, ni de aparentar aun teniendo. No. El paisito, como se llaman ellos, es humilde, pero luchador, como el equipo de Tabárez. ¿Vieron cómo corría Arévalo Ríos? Agachaba la cabeza y a poner..., pues ellos saben sus limitaciones. Desde que fui por primera vez allí, me trataron como uno más, como en las repetidas veces que hemos visitado en esta Copa el hotel charrúa. El domingo serán el centro del mundo futbolístico. Gente sencilla y un país entrañable. ¿Qué es la vida si no?

En fin, me despido por ahora. Espero volver.

Marca

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪