miércoles, 20 de julio de 2011

¡A la conquista de América!

Uruguay, fiel a su historia, volverá a definir una Copa América. Con dos goles de un Luis Suárez imparable, la Celeste derrotó hoy a Perú 2-0 y el domingo intentará sumar su 15ª corona de mejor del continente.

Tras un primer tiempo en el que sobraron las buenas intenciones, pero en el que faltó fútbol, las cosas se resolvieron rápidamente en el complemento. Los charrúas ganaron merecidamente y ahora esperan por Paraguay o Venezuela. El sueño de campeón está más vivo que nunca.

PARTIDO. Tras algunos minutos de estudio, Uruguay comenzó a primar en el terreno mereced a sus buenas intenciones.

La Celeste volcaba su juego por las bandas, preferentemente por el sector derecho, donde el "Mono" Pereira y el "Tata" González se juntaban y preocupaban a los peruanos.

Luis Suárez, como siempre, era una usina generadora de faltas a favor de los nuestros.

Sin embargo, Uruguay se diluía al llegar al área incaica. No sólo faltó el último pase, sino también darle mejor destino a la pelota en general como para generar algo de riesgo sobre la valla de Fernández (Forlán no se mostraba fino). Se tenía el balón, sí, pero no se sabía muy bien que hacer con él.

La pelota quieta aparecía como el solitario argumento de los celestes para dañar al adversario, pero no alcanzaba. ¿Perú? Firme atrás, aguantando e intentando sacar algún (esporádico) contraataque. Juan Vargas era el que lideraba los avances, pero era seguido de cerca por Diego Lugano.

La única clara de los uruguayos en una primera parte que fue decayendo en su nivel, fue una arremetida de "Palito" Pereira (15´) en el área chica que Fernández logró resolver de buena manera.

Las cosas cambiaron en el complemento. A los 52´, Forlán recordó que fue lo que lo hizo grande en el Mundial de Sudáfrica y sacó un remate envenenado desde más de 25 metros que Fernández contuvo a medias, dando rebote. Suárez, atento como siempre, cazó la bola perdida y, en el área chica, la mandó a guardar.

Cuando los peruanos no se habían repuesto del golpe y se iban desordenadamente al ataque, una contra celeste remató la semifinal.

A los 57´, "Palito" Pereira colocó una pelota soñada para la corrida de un Suárez imparable que picó, dominó, eludió al arquero incaico y la empujó al gol. 2-0.

Si el partido ya estaba cuesta arriba para los de Sergio Markarian, que decir cuando a los 68´ Vargas se fue expulsado por golpear a Sebastián Coates. Asunto cerrado.

¿Qué pasó de ahí hasta el final? Perú intentó responder tibiamente (apenas un remate de Paolo Guerrero con cierto riesgo), pero, en contrapartida, Uruguay se mostró peligroso a la contra, con las corridas del ingresado Abel Hernández.

Uruguay hizo los deberes: venció con autoridad a Perú y ahora buscará volver a gritar campeón de América luego de 16 años.

El sueño está más vivo que nunca.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪