lunes, 18 de julio de 2011

Las cábalas de Muslera

Sin lugar a dudas fue la figura de la clasificación. El hombre de la noche. En la cancha tapó todo y más y en los penales le paró el remate a Tevez que a la postre le daría el triunfo a Uruguay ante Argentina.

Muslera tuvo una noche redonda y una vez más fue el héroe en los penales, valiéndose de una serie de cábalas que le volvieron a dar resultados.

Tal como en el Mundial ante Ghana, el arquero de la selección decidió no ver los penales ejecutados por sus compañeros, guiándose por las reacciones de los hinchas para conocer el resultado.

"Hice las cábalas que hago siempre. No mirar a los penales, porque sufro mucho, y en el momento agradecerle a mi virgencita que me acompaña siempre", explicó Muslera, que contó que se enteraba si eran o no gol los penales ejecutados por sus compañeros viendo a los hinchas uruguayos.

"Justo nos tocó del lado opuesto a donde estaban los uruguayos. Lo único que encontré fue una banderita de tres hinchas metidos en un rinconcito entre todos los argentinos. Cuando los veía festejar a ellos, festejaba yo. A lo último le empecé a preguntar al árbitro, porque uno se pierde un poco", reconoció.

Según confesó, el día previo al partido se tomó su tiempo para analizar, junto al entrenador de arqueros Celso Otero, a los ejecutantes de penales de Argentina.

"Vimos un compacto de cómo patean, pero en el momento, con la tensión, los nervios, como se para el jugador, te pueden cambiar las ideas. En el momento es confianza en uno mismo y obviamente confianza en el que va a patear", aseguró Muslera con la tranquilidad del paso de las horas.

Sobre los elogios recibidos, y el premio al mejor jugador del partido entregado por la organización de la Copa América, Muslera dijo que el puesto de arquero es el más ingrato y que hay que tomar con relatividad tanto los elogios como las críticas.

"Capaz que hoy te ponen en la cima y mañana por dos o tres errores te ponen bajo tierra. Yo creo que no es así, ni una cosa ni la otra", opinó el arquero celeste.

Pese al triunfo y a su gran actuación, reconoció haberse quedado con la espina de no haber liquidado el partido sobre el final, con la inmejorable chance que tuvo Diego Forlán de cabeza.

"Era un partido con chapa de final y quedamos contentos y felices. Hicimos un gran laburo defensivo y nos queda esa al final de Diego (Forlán) que capaz que todavía podríamos haber evitado el alargue y los penales. Igual, si iba a terminar de esta manera, nos pone felices haber entregado todo", comentó.

Finalmente, se refirió al rival de mañana y dijo que Perú es un gran rival.

"Perú es un gran rival, como lo son todos, por algo dejó afuera a uno de los mejores equipos, como lo es Colombia. Igual, primero hay que disfrutar de esto y después empezar a pensar en Perú", terminó.

"Cuando veía festejar a los tres hinchas que estaban en un rinconcito, festejaba".

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪