martes, 26 de julio de 2011

Lo mejor y lo peor de la Copa América

Esta Copa América nos regaló sorpresas, confirmaciones y hechos que generaron una tremenda indignación por la actitud de la Conmebol. De no ser por los jugadores, este torneo quedaría en el olvido.

MEJOR EQUIPO: URUGUAY
Empezó el torneo confundido –recordemos el debut ante Perú, que se la puso difícil– y fue de menos a más. En cada partido fue evolucionando y demostró, con un libreto aprendido de memoria, pese a la importante baja de Edinson Cavani en ataque, que sabía a lo que jugaba y qué es lo que buscaba en la cancha. Sacó buenos resultados y superó a todos sus rivales (Chile, México, Argentina y Perú) para llegar con absoluta justicia a la final, donde superó largamente a Paraguay. Su título es el justo premio al que mejor hizo las cosas y al que mejor jugó.

MEJOR JUGADOR: LUIS SUÁREZ
Extraordinario delantero de todo el frente de ataque, Luis Suárez ha confirmado que su paso por el fútbol inglés le ha dado ese plus que necesitaba para colocarse entre los mejores atacantes del mundo. El goleador del Liverpool fue determinante en la campaña uruguaya. Lástima que tres de los goles que anotó se los hizo a Perú. En la final de ayer abrió la muralla paraguaya con una estupenda definición que tuvo como cómplice la pierna de Verón. En el segundo lugar del podio pondría a Villar, quien puso de milagro a Paraguay en la definición por el título.

LA GRAN DECEPCIÓN: ARGENTINA
Ese ‘premio’ es compartido entre Argentina y Paraguay. Los albicelestes, con un equipo sin rumbo y una defensa flojísima jamás vista en sus versiones anteriores, fueron eliminados sin atenuantes y deberán replantearse muchas cosas. Muchos culpan a Messi del fracaso, pero el delantero del Barcelona fue de los pocos que estuvo en su nivel. El problema fue que estuvo muy mal acompañado. A su vez, el equipo guaraní llegó a la final sin ganar un partido. Ha involucionado en su juego y dejó su suerte en manos de Justo Villar. Que se especule con la partida del ‘Tata’ Martino es un claro síntoma de que el argentino parece haberse dado cuenta de que su ciclo ha terminado y tendría problemas en las Eliminatorias.

MEJOR PARTIDO: ARGENTINA VS. URUGUAY
El Argentina-Uruguay tuvo todos los ingredientes para ser calificado como el mejor del torneo. Tuvo un primer tiempo excelente, con un buen ritmo impuesto por ambos conjuntos que hicieron del partido un ida y vuelta interminable, sin guardarse nada y jugando con clase y pierna fuerte, como debe ser. Tuvieron que llegar hasta los penales para definir su suerte.

EQUIPO REVELACIÓN: VENEZUELA
En anteriores notas hablaba del repunte de la vinotinto en el fútbol pero que no le alcanzaba. Pues bien, me equivoqué, por lo visto en este torneo, con una apuesta atrevida y con jugadores de un buen nivel –Arango, su gran estrella, estuvo en la plenitud de su juego salvo el partido ante Perú–. Es más, si consolidan este juego en las Eliminatorias, habrá que cuidarse de ellos.

MEJOR TÉCNICO: ÓSCAR W. TABÁREZ
En esta copa consolidó un proyecto que conduce desde hace unos años y nos demostró a todos que cuando se trabaja así, con planificación y seriedad, se logran buenos resultados. Cuando se cree en algo debemos apoyar y dar la tranquilidad necesaria para que se trabaje sin sobresaltos. El uruguayo es un ejemplo por seguir.

LO PEOR: LOS ARBITRAJES
Los arbitrajes fueron deplorables y que la final fuera dirigida por el brasileño Fagundes habla mal de la Conmebol. La otra perla negra fue la cancha de La Plata. Gastaron una millonada para contratar a los mejores ingenieros para reconstruir el estadio pero contrataron al canchero más antiguo de la ciudad.

EL ABUSO: CONMEBOL
El lavamanos de la Conmebol tras la pelea entre paraguayos y venezolanos fue escandaloso. Las imágenes se pasearon por todo el mundo y no hubo sanciones. Una vergüenza para toda Sudamérica. No nos sorprendamos que durante las Eliminatorias se repitan estas barrabasadas.

LA REVELACIÓN: PAOLO GUERRERO
Aquí quisiera romper los moldes y saltar el tema de la edad. Paolo no entra en los parámetros, pero yo lo elijo porque fue el goleador que todos veíamos en él pero que nunca había rendido en todo su esplendor. El máximo artillero de la copa con 5 goles fue el ‘tapadito’ del torneo.

Fuente: El Comercio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪