viernes, 1 de julio de 2011

Una despedida maestra

Sereno, calmo, analítico. Como es habitual, el maestro Oscar Washington Tabárez dio la cara ante los medios después del trabajo vespertino que llevó a cabo la selección.

Fue su última salida a escena en el Complejo Celeste, la última aparición previo al viaje de la celeste a la Copa América de Argentina, y lo hizo, dejando tres o cuatro frases para recortar y pegar. En síntesis, fue una despedida maestra del orientador de la selección.

Por ejemplo, Tabárez reiteró que no daba explicaciones sobre las bajas de la selección. "Ya lo dije una vez, las explicaciones se las doy a los futbolistas, no a los demás. Lo único que puedo decir es que los que fueron desafectados son tres jóvenes con mucho futuro, tres jugadores que son de selección".

También indicó que "cuando lleguemos a Mendoza empezaremos a pensar en Perú" , a su vez, agregó que va a ser un partido "muy importante por tratarse del debut" y que esperaba que no se diera lo que se dio en la Copa América de Venezuela, donde Perú derrotó a Uruguay: "esperemos que no se repita lo de la otra Copa, esperamos hacer mejor las cosas".

El entrenador dijo que estaba "muy conforme" con la preparación que se había llevado a cabo y que si bien Uruguay iba a "dar pelea", selecciones como las de Argentina y Brasil "son potencialmente más poderosas, tiene más posibilidades de ganar" debido a su numerosa población y a su poderío económico. "Pero no me quedo llorando debajo de un paraguas por todo esto, a nosotros todo nos cuesta mucho, pero seguimos trabajando. Nosotros somos una mosca en la leche, no es casualidad que los últimos campeones del Mundo sean países poderosos con más población y gran poderío en Europa. Aquí sucede lo mismo, los países más fuertes de Sudamérica tienen más chance. Nosotros tenemos un techo, tenemos límites, pero no por ello bajamos los brazos", indicó el entrenador de la selección.

Tabárez dijo que no tenía el equipo definido para el debut pero que tenía "algunas cosas claras y otras que definir". También indicó que "nosotros jugamos mucho en función del rival, pero cuando lleguemos a Mendoza empezaremos a pensar en Perú, antes no".

Tras las conferencia, el técnico aprontó el equipaje. Otra vez llenó sus valijas de ilusión.

A la hora de la cena, una visita esperada por todos: la presencia de José Mujica, el Presidente de la República, que se quedó a compartir ese momento con el plantel, como lo hizo antes del Mundial.

Ovación digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪