miércoles, 20 de julio de 2011

Uruguay impone su historia

La selección de Uruguay le hizo honor a su historia y pasó a la final de la Copa América 2011 al derrotar a Perú por 2-0 en el estadio de la ciudad de La Plata (62 km al sur de Buenos Aires)

El goleador uruguayo Luis Suárez liquidó el pleito en una ráfaga de cinco minutos al convertir a los 52 y 57 minutos, transformándose en el artillero del torneo con tres tantos junto al argentino Sergio Agüero.

La celeste jugará el domingo la final en el estadio de River Plate en Buenos Aires contra el ganador de la otra semifinal entre Venezuela y Paraguay que se disputará el miércoles en Mendoza (oeste).

Perú y el perdedor de la otra semifinal animarán el partido por el tercer puesto que se disputará el sábado en el estadio de La Plata.

El peligroso delantero uruguayo del Liverpool inglés capitalizó un mal despeje del portero Raúl Fernández tras un disparo del estelar Diego Forlán y luego cerró la cuenta tras un mortífero contraataque que resolvió superando al arquero que había salido 20 metros fuera de su área.

Sellando el pase
La suerte del equipo incaico quedó practicamente sellada a los 68 minutos cuando fue expulsado con roja directa su conductor, Juan Vargas.

La selección uruguaya impuso su marca de origen de la lucha en el disputado y emotivo partido jugado en el estadio de La Plata y no permitió que prevaleciera una estrategia similar que le inculcó a sus dirigidos el seleccionador de Perú, el uruguayo Sergio Markarian.

La celeste estaba en su salsa pero en la parte final le agregó mayor profundidad y Suárez con su gran olfato de goleador aprovechó las dos ocasiones claras que tuvo Uruguay.

El seleccionado peruano no se dio por vencido y como un león herido se lanzó al ataque tras la expulsión de Vargas, pero todo quedó en la nada ante un seguro Fernando Muslera y una coordinada defensa comandada por su capitán Diego Lugano.

En un primera parte intensa y luchada, Uruguay asumió su condición de favorito e impuso supremacía con Diego Forlán como incisivo generador de juego mientras Suárez, acompañado por Alvaro González, inquietaron varias veces a una bien plantada defensa peruana.

Suárez lanzó un fortísimo disparo de aire que salió besando el vertical izquierdo al minuto 5 y ocho minutos más tarde Alvaro Pereira no pudo conectar a un metro de la línea.

Sus armas ofensivas
Los mortíferos centros de Forlán, que tan buen resultado le dieron a Uruguay en cuartos de final ante Argentina, esta vez no lastimaron y entonces la celeste tenía anulada una de sus principales armas ofensivas.

Con el novedoso espiritu de lucha y orden táctico que le inculcó Markarián, Perú disputó un primer tiempo de igual a igual en el terreno del combate en el que habitualmente prevalece la celeste.

De todos modos fue muy poco lo que mostró en ataque, salvo un centro rasante de Vargas al minuto 24 que ni el goleador Paolo Guerrero ni su compañero de ataque Luis Advíncula pudieron aprovechar en las narices del portero Muslera.

Con su pase a la final, la selección uruguaya tiene abierta la posibilidad de romper la paridad que mantiene con Argentina de 14 títulos ganados cada uno.

FIFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪