miércoles, 12 de octubre de 2011

Paraguay empata in extremis

Las selecciones de Paraguay y Uruguay empataron 1 a 1 en partido válido por las eliminatorias sudamericanas para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, disputado en el estadio Defensores del Chaco de Asunción ante unos 20.000 espectadores.

En encuentro "no apto para cardíacos" los albirrojos guaraníes empataron a los celestes charrúas en el segundo minuto de descuento, cuando el triunfo de los visitantes parecía cerrado.

El atacante y goleador uruguayo Diego Forlán inauguró el marcador a los 68 minutos, en el mejor momento de Paraguay.

El gol de los paraguayos se produjo a los 90+2 por intermedio del volante debutante Richard Ortíz, cuya conquista sentenció la igualdad.

Forlán, sin ninguna dificultad llegó al gol empujando el balón en las narices del arco de Diego Barreto tras una jugada individual de Luis Suárez por la derecha. Previamente se había desembarazado de los defensas Darío Verón y Carlos Bonet.

Con ese revés pareció acabar la iniciativa albirroja que encontró encima una muralla oriental liderada por Diego Lugano, para evitar sus incursiones.

Posibilidad para aumentar
A los 72 pudo aumentar el elenco charrúa a través de Alvaro González, pero este quiso colocar por arriba y la pelota le salió afuera. González había ingresado por Alvaro Pereira en momentos de una dura ofensiva de los locales.

El técnico de Paraguay Francisco Chiqui Arce, tragó saliva antes de ordenar el ingreso de tres delanteros como último recurso para emparejar las acciones.

Entró Roque Santa Cruz por el volante Víctor Cáceres, Hernán Pérez por el lateral derecho Carlos Bonet y Luis Caballero por el ya cansado Oscar Tacuara Cardozo.

A los 82, el portero uruguayo Fernando Muslera contuvo un cañonazo a quemarropa de Santa Cruz.

A los 88, nuevamente Santa Cruz no alcanzó la pelota por milímetros y a los 89, Hernán Pérez dudó y falló lanzando un centro en vez de lanzar al arco.

Fue una de las grandes oportunidades de anotar que tuvo Paraguay pero la guapeza y la suerte de los visitantes primaron hasta entonces en el resultado.

Sin embargo, cuando las tinieblas se asomaban sobre el técnico paraguayo, sobre el que sobrevendrían todas las críticas en caso de derrota, el árbitro brasileño Wilson Seneme concedió un córner desde la derecha que lanzó el volante Edgar Barreto.

Hasta su hermano, el cuidavallas del equipo fue a probar suerte, y en la poblada área celeste, apareció como un fantasma el volante Ortiz, que pellizcó la pelota y envió adentro de la portería uruguaya.

La conquista hizo explotar de alegría a los aficionados que se dieron cita en el estadio Defensores del Chaco y los fanáticos que vieron por televisión en todo el país, salieron a festejar a las calles como si fuera la obtención de un campeonato.

Paraguay recibirá en Asunción a Ecuador el 11 de noviembre y visitará a Chile el día 15 del próximo mes.

FIFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪