jueves, 18 de julio de 2013

De Amores: "Todo esto supera al más ambicioso de mis sueños"

Con presente en Liverpool, el futbolista no se marea y es consciente de que todo lo que se hizo se tiene que mantener en base a trabajo y sacrificio. "Ojalá algún día el arco de la mayor sea mío", tiró.

- ¿Qué le dejó el Mundial?
- Lo vivido queda para toda la vida. Por suerte le dimos una alegría a la gente del Uruguay y respondimos al apoyo que siempre nos han dado. El compromiso era responder en la cancha y eso tratamos de hacer. El Mundial se nos escapó en el último minuto, pero dejamos todo y esperamos algún día tener una revancha y levantar una copa. Lo que nos duele más es haber perdido de esa forma porque hicimos todo para ganar. Pasamos la serie de España cuando el mundo decía que era la favorita. Hicimos un magnífico partido y estuvimos a punto de vencer a Francia, que era la potencia del torneo. Se hicieron las cosas muy bien. La derrota nos pegó muy fuerte, pero también estamos tranquilos porque dejamos todo en la cancha.

-¿Cuál fue la clave de este plantel para llegar tan lejos?
-La clave está en la mentalidad y la experiencia, pero lo fundamental es el trabajo día a día. La preparación fue muy buena y hay que reconocer que la AUF se portó muy bien, nos dio todo lo necesario. Este grupo humano es muy fuerte, creció mucho porque vivió muchas cosas y tiene muy claro que dentro de la cancha hay que defender la Celeste a muerte. Es lindo ganar, pero también en los momentos tristes este plantel demostró que es fuerte. Todos tiramos para el mismo lado, acá nadie tiene mala cara. Cuando nos fuimos al Mundial la consigna era disfrutar y lo hicimos.

-¿Qué jugadores son sus referentes?
-Miro mucho las grandes ligas, fundamentalmente las europeas. Hay muchos jugadores con niveles impresionantes y el sueño es algún día llegar a jugar con ellos.

-¿Sueña con atajar en la selección mayor?
-Ojalá que algún día el arco de la mayor sea mío. Pero esto es en base al trabajo de todos los días y para llegar ahí hay que entrenar y entrenar, estar siempre concentrado y haciendo lo necesario por la carrera.

-¿Cómo se lleva con los goleros de la mayor?
-Con Muslera tuve poco trato, lo he visto entrenando. Los jugadores de la mayor siempre están atentos a nosotros. Con quien tuve más trato fue con Juan Castillo, porque estuvimos juntos en Liverpool y me dio mucho.

-¿Son conscientes de lo que generaron en Uruguay?
-Siempre estoy en contacto con mi familia y me contaban. Me decían cómo se estaba viviendo todo el Mundial. Yo soy de San Jacinto y me decían que allá estaban todos muy felices.

-¿Cuánto influye en el resto del equipo sacar una pelota de gol?
-Uno tiene que estar concentrado cada minuto. Veo a los compañeros meter y meter y me esfuerzo por hacer las cosas lo mejor posible. El aliento desde el fondo ayuda y tranquiliza.

-¿Qué se dijeron antes de tirar los penales en la final ante Francia?
-Que era el momento, que podíamos ser campeones. Pero los penales son a suerte y verdad, y fue una lástima. Queríamos el campeonato porque merecimos ganarlo. Durante los 120` hicimos un gran partido, estuvimos atentos a todos los detalles. Fue una lástima porque estábamos muy ilusionados. Antes del partido estábamos confiados en que podíamos llevar la copa a nuestro país. Fue muy duro el golpe.

-¿Qué significó ser elegido el mejor golero del mundial?
-Estoy muy contento por el reconocimiento personal, creo que cuando se trabaja y se hacen las cosas bien lo demás llega solo.

-¿Soñaba con este momento cuando decidió dedicarse al fútbol?
-En el baby fútbol uno sueña un montón de cosas, pero todo esto supera al más ambicioso de mis sueños. Con el paso del tiempo uno podrá tomar distancia y ver mejor lo que ahora estamos viviendo. Espero que esto sirva como impulso para la carrera y llegar así al máximo nivel del fútbol.

-La fama y la plata pueden marear a cualquiera. ¿Quiénes lo aconsejan?
-La familia es la que siempre está. Pero también tengo claro que lo que venga no me puede cambiar y que hay que mantener un perfil, un estilo de vida, respetar el lugar del que uno viene y no olvidarse de la gente que siempre dio una mano.

-¿Qué cosas se sacrifican a su edad por el fútbol?
-Muchas. Hay amigos que por momentos quedan de lado porque la carrera obliga y exige, pero uno lo hace pensando en el futuro. Espero algún día poder decir que valió la pena resignar tanta cosa. Hoy pienso que ya habrá tiempo para disfrutar de esas cosas que hoy, por llevar una vida profesional, uno debe dejar de lado.

Ovaciòn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪