miércoles, 10 de julio de 2013

De la sorpresa a la ambición

Si a Irak y Uruguay les hubiesen dicho antes de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2013 que se cruzarían en semifinales, sin duda habrían respondido riéndose a carcajadas. Sin embargo, asiáticos y sudamericanos han alcanzado esta ronda, después de encadenar proezas con las que nadie contaba. Y ahora, sin que suponga ya ninguna sorpresa, uno de los dos estará en la final. La eliminatoria se presenta abierta, y resulta casi imposible aventurar pronósticos…

El partido
Irak-Uruguay, Trebisonda, 10 de julio, 21:00 (hora local)

El contexto
Pase lo que pase, los iraquíes habrán protagonizado el mejor desempeño de su historia en el torneo, después de dejar atrás la fase de cuartos de final, a la que llegaron en 1989. Aun así, no podemos evitar preguntarnos qué habría ocurrido si los Leones de Mesopotamia no hubiesen obtenido un empate agónico contra Inglaterra en su estreno (2-2). Un equipo que parecía muy limitado y superado en los primeros 75 minutos ante los británicos, se transformó a partir de entonces en una máquina que funciona a pleno ritmo durante hora y media, o incluso más, como atestiguan las victorias logradas en la prórroga contra Paraguay en octavos y en los penales frente a la República de Corea en cuartos.

Pero los Charrúas, que podrían igualar su mejor actuación —una final en 1997— si ganan, también han ido a más. Tras perder en su primer compromiso, ante Croacia, encadenaron sendos triunfos sobre Nueva Zelanda, Uzbekistán, Nigeria y, sobre todo, España, principal candidata al título. La Celeste, que se impuso a la Rojita también en la prórroga, dispone pues de recursos suficientes para contrarrestar el entusiasmo iraquí en caso de que el partido vaya más allá del tiempo reglamentado.

Y, para hacer el choque más interesante si cabe, ambos conjuntos se presentan sin sancionados, después de que el iraquí Mohanad Abdulraheem cumpliese su castigo ante los surcoreanos.

Números que hablan
1: Irak es el único de los cuatro semifinalistas que continúa invicto en el certamen. Es también la primera vez que alcanza las semifinales de una prueba mundialista de la FIFA de cualquier categoría, aunque jugó la semifinal del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino 2004.

Jugador a seguir
Diego Laxalt (URU)
El centrocampista uruguayo, inconfundible por sus trenzas, será un “jugador a seguir” en el sentido más estricto del término para los defensores iraquíes. Imparable en la posición de extremo izquierdo desde el comienzo de la competición, ha disputado los cinco encuentros de los suyos, con una aportación decisiva en todos ellos, aunque todavía no ha visto puerta ni proporcionado ninguna asistencia. Hacerlo contra Irak para situar a la Celeste en la final sería la mejor forma de avalar con cifras su influencia en el ataque, y justificar de paso por qué el Inter de Milán acaba de hacerse con sus servicios.

Las frases
"La selección uruguaya es una de las mejores de Sudamérica, cuando no la mejor. Y acaba de ganarle a España. Va a ser difícil, pero esperamos hacer otro gran partido. Tengo la convicción de que estaremos en la final".
Hakeem al Azzawi, seleccionador de Irak.

"Tratamos de imaginar cómo puede ser el partido, pero hay cientos de formas distintas de jugarlo. Somos dos equipos fuertes que nunca se rinden, con una buena condición física. Será un encuentro muy interesante entre dos equipos que trabajan muy bien. Tenemos que disfrutar el momento y, por supuesto, tratar de marcar un gol más que ellos para ir a la final".
Gastón Silva, capitán y defensor de Uruguay.

FIFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪