lunes, 8 de julio de 2013

Giménez: "En semifinales no hay favoritos"

José María Giménez, una de las estrellas de la selección Sub-20 del equipo que está en semifinales del Mundial de la categoría, dijo que ante Irak, el miércoles en Trabzon, el equipo tendrá que tener cuidado con la velocidad de los atacantes rivales.

"Tuvimos un encuentro preparatorio con Irak. Allí vimos ya que tienen muy buenos jugadores, que sobre todo son muy veloces. Es importante que podamos controlar el tema ese de su velocidad, que no les permitamos que la aprovechen", afirmó Giménez a la AFP.

Recordaba así el encuentro amistoso que midió a ambos combinados en los días previos al inicio del Mundial en Turquía, que terminó con 0-0.

A pesar de que los iraquíes son la revelación del torneo y Uruguay tiene mucho más peso histórico, Giménez rechazó que la Celeste sea la favorita y dijo que en unas semifinales de una Copa del Mundo todo es posible.

"A la altura de unas semifinales, no hay favoritos. En los cuartos había un favorito, que era España, y se le ganó. Y si alguien considera a alguno favorito en semifinales, que sepa que a ese favorito también se le puede ganar. No hay que pensar en eso, sólo en estar tranquilos y preparar el partido lo mejor que podamos", señaló.

Giménez se mostró muy satisfecho con el juego y los resultados que está logrando Uruguay en este Mundial Sub-20, donde cree que la actitud y la motivación están teniendo mucho que ver en su buena trayectoria.

"Lo principal que tiene este equipo es el corazón. Nos estamos dejando la vida en cada uno de los partidos y lo hemos venido demostrando en el día a día. Ante España nos salió un partido increíble", destacó.

"En el partido ante España se nos dio una gran victoria. Ellos iban a controlar la pelota, lo sabíamos, pero acertamos en la forma de marcarles y de seguir a sus jugadores del ataque", explicó.

Giménez, el 'Kaiser' como hay quien le apoda por su alma de líder en la zaga, está siendo determinante en el trabajo defensivo del equipo, haciendo que Uruguay, con apenas dos tantos recibidos en cinco partidos, sea el conjunto menos goleado de esta Copa del Mundo en Turquía.

A sus 18 años, este corpulento defensa de 1,85 metros y una madurez sorprendente, deja el club donde se ha dado a conocer, Danubio, para iniciar una temprana aventura en Europa, uniéndose al Atlético de Madrid, lo que había hecho que el último partido, el de los cuartos ante España, fuera especial para él.

"Es cierto que pensé que podía haber mucha gente de España que me estuviera mirando en ese momento, pero intenté mantener la tranquilidad para hacer las cosas bien. Gracias a Dios se dio todo bien y el tema de España no me lo tomé como una presión, sino como un reto y una posibilidad para poder demostrar lo que sé hacer", subrayó.

Ovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪