miércoles, 24 de julio de 2013

Nuevo Berlín recibió a Giorgian

Nuevo Berlín entregó a Giorgian de Arrascaeta el premio a la humildad. Lo más importante no fue una placa, ni la sesión solemne del municipio, sino el calor de su gente que a pesar de la ola de frío polar, no dudo en salir a las calles para recibirlo y felicitarlo por lo deportivo pero fundamentalmente por mantener ese don de gente que siempre lo caracterizó.

La comunidad está orgullosa porque representa ese ejemplo tangible que supone pelear por un objetivo en la vida o sin ir más lejos porque demuestra que saliendo de un hogar plagado de necesidades es posible combatir desesperanza, drogas y alcohol.

Ese es Giorgian, a quien consideran el hijo de todo un pueblo. En auto, trepados a un camión, en moto o en bicicleta. Lo importante era decir presente. "La verdad que el pueblo me tiene un cariño enorme y me pone muy contento", expresó de Arrascaeta a Ovación.

En presencia de unas 300 personas que colmaron las instalaciones del club Pescadores, el alcalde Sergio Milessi al iniciar la sesión especial del municipio, reconoció las virtudes del "chiquilín" y le pidió que siguiera por la misma senda. Contó que en la mañana cuando le propusieron hacer una caravana él se negó porque pensaba que era demasiado. Después cuando fue a la escuela y los niños se empujaban para estar cerca de él, se dio cuenta lo que ha despertado en poco tiempo. "Yo me siento uno más, pero los gurises me agarraron de ídolo porque me ven por la tele y piensan que eso es algo muy lejano. Yo les digo que no es así y les trato de transmitir que lo fundamental es ser humilde y hacer las cosas bien".

Se tomó el tiempo de recorrer salón por salón y sacarse fotos con todos. Allí encontró que varios grupos hicieron trabajos curriculares en grande cartulinas con fotos y datos generales de su vida. También cumplió con algo que se ha hecho costumbre en los últimos tiempos como la entrega de camisetas de Defensor. En proporción a sus habitantes, Nuevo Berlín debe ser la ciudad uruguaya con más simpatizantes del violeta.

"Hace tres años que me fui de acá con la ilusión de hacer cosas como las que me han pasado y hoy puedo volver con mucha alegría. Gracias a Dios con Uruguay me tocó ir al Sudamericano y luego al Mundial. También me fue muy bien con Defensor porque logramos el Clausura, así que no puedo quejarme", dijo.

El joven de 19 años es consciente del futuro que le espera. "Uno trabaja para seguir mejorando y no pierdo de vista que recién estoy empezando".

Ovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪