jueves, 29 de agosto de 2013

Fucile: "Ver mi nombre ahí, otra vez en la nómina, es sensacional"

Enseguida comenzaron a caerle los mensajes de felicitación. Apenas regresó a su casa, desde la práctica, entró a los diarios uruguayos para leer sobre la convocatoria. "Ver mi nombre ahí, otra vez, es sensacional!", admitió.

 "Estoy recontento por volver otra vez a la selección y sobre todo a la Eliminatoria que hacía un buen rato que no estaba. Hay que aprovecharlo y dar el 120%", le dijo un rato después a Ovación. Eran las 20:30 horas de Portugal y el futbolista estaba acostado mirando por televisión el partido de Milan con PSV, en su apartamento de Motosinhos, a 10 minutos del centro de Porto.

El hecho de haber estado en el amistoso con Japón le hacía ilusionarse con la posibilidad de volver a ser llamado para la Eliminatoria. "En Japón me sentí muy bien con el grupo. Fue como si nunca me hubiera pasado nada, como si hubiera estado siempre. Y, además, tuve la chance de que el maestro me pusiera unos minutos. Volver a entrar a la cancha con la camiseta de la selección fue un orgullo grandísimo. Y después recibir la copa y Diego (Lugano) que quería que fuera con él y que me parara a su lado para salir juntos en la foto. Diego es mi amigo y hemos pasado muchas cosas juntos dentro de la cancha. Él estaba muy feliz de que yo hubiera regresado a la selección y me quería dedicar la copa con todos los compañeros. Todas esas cosas que me dejaron recontento, muy feliz", contó.

"Fue muy gratificante volver a encontrarme con los compañeros y con el cuerpo técnico, y sobre todo que vuelvan a confiar en mí", agregó "Fuci", quien todavía no se había comunicado con ningún otro futbolista de la selección. "Siempre me dicen que no hablo mucho y que estoy un poco en la mía, pero cuando nos reencontramos todos soy muy charlatán y me gusta mucho bromear", explicó. Tampoco había escrito nada en Twitter, pues si bien tiene una cuenta, se la maneja su cuñado, que sólo pone noticias y fotos.

El domingo pasado, Fucile no ingresó en el partido que Porto le ganó 3 a 0 a Marítimo. En realidad lo que lo perjudicó fue la selección, pues al regresar de Japón se quedó el avión en Corea y regresó más tarde a Portugal y se quedó sin jugar. Entró otro compañero y para el fin de semana siguiente el técnico mantuvo la misma oncena, quizás por aquello de equipo que gana no se toca.

"Le dije al entrenador que necesitaba tener minutos y le pedí para jugar en el equipo B de Porto que milita en Segunda y jugué el lunes. No quería perder ritmo y, además, estaba esta chance de la selección y no quería quedarme si jugar. Estaba esa ilusión, aunque la chance es cada vez más difícil, porque hay muchos compañeros que la pelean", afirmó.

Luego de su diálogo con Ovación, Fucile se levantó y se fue a cenar al restaurante Ancora, propiedad de Fernando, un amigo suyo portugués. Allí suele comer o ir a buscar comida, porque su desempeño en la cocina deja bastante que desear. "Lo hago sólo por necesidad. Algún fideo hervido, y le pongo un poco de jamoncito picado y queso. O algún churrasco, nada más. Sólo lo recontra básico. Je", finalizó.

Ovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪