lunes, 11 de noviembre de 2013

Pudo haber una tragedia en el hotel de Estambul


La partida de la selección de Estambul pudo haber terminado en un problema. Cuando el lobby del Polat estaba invadido de jugadores que se aprestaban a abordar el ómnibus que los trasladaría al aeropuerto para viajar a Ammán, desde los pisos superiores cayó un frasco que impactó cerca de Diego Forlán y Diego Lugano que estaban con sus respectivos celulares mandando mensajes.

Enseguida todos empezaron a mirar para arriba. Pudo haber terminado peor y hasta incluso sacar a un jugador del plantel. Las bromas no demoraron en llegar. El golero Juan Castillo le tiraba al Cebolla Rodríguez, “que mala puntería Cebo, le erraron”. A su lado Diego Godín miraba para los pisos de arriba buscando explicaciones.

Enseguida aparecieron los funcionarios de seguridad y limpieza para disimular un hecho que pudo haber puesto en riesgo la presencia de algún jugador celeste en el partido contra Jordania.

El Observador

2 comentarios:

  1. Es un frasco, no era para tanto che... nadie se ha muerto de un frascazo en la cabeza, no exageren jaja.

    ResponderEliminar

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪