miércoles, 29 de julio de 2015

El "Huevo" tuvo hinchada propia

A los 11' del partido frente a México, Brian Lozano remató un tiro libre y desató la alegría del público uruguayo. Ese gol fue el único del partido y le permitió a la selección uruguaya hacerse del oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

El gol, gritado por muchos uruguayos, fue festejado con mayor algarabía en un barrio de Montevideo, el barrio Lavalleja. Es que allí vive Lozano y gran parte de su familia, que llegó al Aeropuerto de Carrasco a recibirlo como un héroe, el héroe del barrio.

Desde un par de horas antes de la estimada de llegada, una veintena de personas esperaba la llegada del "Huevo" y lo hacían notar. Varios vestían la camiseta violeta con su nombre y los que no, lo dejaban claro con los cánticos. "Ya viene el huevo campeón, huevo campeón, huevo campeón", cantaban, para matar el tiempo.

Uno de ellos, seguramente muy ansioso, llevó su propia medalla elaborada en su casa, mientras no llegaba Lozano con la verdadera. "Esta la trae el huevito para el barrio", decía.

Ya dentro del Aeropuerto, el grupo esperaba detrás de una cinta de contención la llegada del jugador. Cuando apareció fue demorado por los medios de comunicación por lo que sus hinchas no se contuvieron y vinieron a buscarlo. Por fín pudo darse el encuentro con su hinchada.

Luego de una gran cantidad de besos y abrazos, ya más tranquilo, Lozano analizó la participación uruguaya y destacó que, a pesar del poco tiempo de preparación, el equipo logró tener un gran desempeño. "Estoy viviendo un sueño que se cumplió después de mucha lucha", afirmó.

La misma opinión expresó su padre, Victor, que con la medalla en su cuello, regalo de su hijo, explicó: "Está ahí por el esfuerzo. Salimos de un barrio que se lo margina y el demuestra que esto se puede lograr, que hay talentos". Además contó que durante los Juegos prefirió mirar los partidos acompañado ya que tenía miedo que "por la emoción no me viniera algo".

"No es la mano de Dios, no es la mano de Dios, es la pierna del "Huevo" la que nos hizo salir campeón", cantaba su hinchada, pero Lozano desestimó el canto. "El grupo fue lo que hizo salir campeón, se dejó la vida por cada pelota", argumentó.

"Ayer hablaba con mis compañeros y justo decía que me tocó hacer el gol en la final, pero todavía no caigo de lo que logré", reflexionó el jugador antes de partir, junto a todo ese grupo, a festejar al barrio Lavalleja.

Ovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪