martes, 10 de noviembre de 2015

Edinson Cavani llegó con todo a Guayaquil: “Vengo feliz para defender a muerte la celeste junto con mis compañeros”

El objetivo principal de la primera jornada de la estancia de la selección de Uruguay en Guayaquil; “la nota”, como se decía antes en la jerga periodística donde obtener la primicia, la exclusiva, era igual a la cucarda con que se premia al gran campeón Hereford en la Rural del Prado; era, sin duda alguna, conseguir las declaraciones de Edinson Cavani. Por muchos motivos. Por su retorno a la selección; por lo que representa en el mundo del fútbol, ubicado entre los “top ten” de los mejores y porque –además- todos sabemos lo injusta que fue la sanción que le aplicaron, como resultado de una actitud totalmente alejada del tradicional “fair play”, provocada por el chileno Jara en su perjuicio.

Entonces, para lograr “la nota” había que estar allí, en el lugar justo, aguardando a Edinson Cavani. Y lo lográbamos “trabajando de Sergio Gorzy”, haciéndole la pierna de grabar y filmar para su cámara celeste, mientras él cumple otras actividades vinculadas con su alto cargo en la Central Israelita del Uruguay, para tomarse el avión que el jueves lo depositará en Quito.

Y allí estábamos. Cámara y grabador en mano, detrás de una puerta lateral, esperando el arribo de toda la “legión extranjera” uruguaya proveniente de Europa. Cuando la van detuvo su marcha comenzaron a pasar uno por unos los jugadores que llegaron en el vuelo desde el viejo continente. Diego Rolán, Martín Cáceres, Gastón Silva, Sebastián Coates, Cristian Stuani, Abel Hernández… Faltaba él. Faltaba “la nota”. ¿Dónde estaba? Detenido en la vereda arreglando un tema de documentación y pasaporte con el funcionario administrativo de la AUF, Miguel Neira. Esa demora permitió que lográramos “la nota” con la yapa de la exclusividad. ¿Por qué? Porque los otros colegas se detuvieron entrevistando a varios de los muchachos que fueron llegando y, cuando el salteño Cavani llegó a la puerta del ascensor, el Jefe de Prensa, Matías Faral lo introdujo junto con Abel Hernández en el mismo, anunciando a la prensa que Edi mañana tendría un contacto en conferencia.

La “Cámara Celeste” de Gorzy nos llevó a la exclusiva. Trabajando de Gorzy, luego de haber grabado el descenso de todos los muchachos que llegaban de Europa, llegó el diálogo exclusivo con el gran ídolo celeste que el jueves, vuelve a vivir con la camiseta uruguaya en el pecho. Y aquí está:

-¿Cómo te sentís en este momento, el de tu anhelado y esperado retorno a vestir los colores de la Patria?
-“Felíz, felíz… contento de volver a la selección con los compañeros, de estar acá, porque siempre es lindo encontrarse con la gente de tu país, tus amigos, tus compañeros, con el grupo de los muchachos de la selección. La verdad que todo esto es muy lindo. Estar de vuelta”

-¿Qué es lo que más extrañaste en todo este tiempo sin la celeste?
-“Que se extraña el grupo; que se extraña estar fuera de la cancha en estos momentos difícil en que comienzan las eliminatorias; que se extraña la celeste, acompañar al grupo y estar ahí, cuando las papas queman. Eso es lo que más extrañaba y me costaba sobrellevar. Pero, bueno, eso ya pasó. Pasó el tiempo y estamos de nuevo acá, esperando que toda pueda seguir de la misma manera, con la ilusión grande de volver a defender a la selección”.

-¿Llegás a pleno?
-“Sí, llego a muerte para defender la celeste, eso seguro”.

Tenfield

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪