martes, 23 de febrero de 2016

Uruguay atravesará todo Estados Unidos

Uruguay volverá a sumar una importante cantidad de millas durante la Copa América. Al tener que jugar en Phoenix (centro oeste), Philadelphia (este) y Santa Clara (oeste), el seleccionado celeste será uno de los que más kilómetros recorrerá: 7.375 para disputar tres partidos.


Ya en el Mundial de Brasil el seleccionado uruguayo fue uno de los que más traslados realizó. Con base en Sete Lagoas (Belo Horizonte), recorrió 6.608 kilómetros para afrontar los partidos en Fortaleza, San Pablo y Natal.

Eduardo Belza, gerente deportivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol, explicó que "lo más engorroso, al menos en lo previo, parecen ser los viajes. Las distancias son muy largas y eso siempre es una complicación". Sin embargo, no solo los desplazamientos serán un problema, sino también las diferencias climáticas entre cada una de las sedes en Estados Unidos que tendrá que visitar la Celeste.

Phoenix
"Vamos a debutar en una ciudad (Phoenix, Arizona) que, a esa altura del año (5 de junio), tiene una temperatura elevada, de entre 36 y 38 grados, y hasta trepa a los 40. Pero ya se indicó que los árbitros tienen la orden de parar el juego para que los futbolistas se hidraten cuando las temperaturas superen los 32 grados", expresó Belza. El rival en la primera fecha será México, más acostumbrado al clima árido del centro oeste norteamericano.

Philadelphia
El segundo lugar a visitar, luego de recorrer 3.344 kilómetros desde Phoenix, es Philadelphia. El rival allí será Venezuela. En la costa este el clima previsto es distinto. La temperatura en los primeros días de junio suele ser menor a los 30 grados durante el día, el cielo nublado y una brisa suave proveniente del mar genera una sensación térmica agradable.

Santa Clara
Para cerrar la serie Uruguay deberá recorrer más de 4.000 kilómetros hasta Santa Clara (al sur de San Francisco), donde enfrentará a Jamaica. La temperatura en junio es similar a la de Philadelphia, aunque con una mayor oscilación entre la máxima del día y la mínima. Puede ser muy caluroso durante el día y bajar abruptamente (hasta 17 grados) por la noche.

Sin base
Si bien Uruguay deberá viajar más que en Brasil, hay una diferencia importante: no tendrá un lugar en el que se asentará. Por lo tanto, recalará tres días antes en la ciudad que le toque disputar. Esta es una condición del Comité Organizador, según reveló el propio Belza. Asimismo, "la reglamentación de la Copa exige que cada selección permanezca en la sede de su partido 24 horas después del juego y que eso también va a influir en los días de descanso y en los viajes de cada una de las selecciones", explicó el gerente, quien añadió que cada plantel deberá tener 23 futbolistas, con tres arqueros.

"Todo el informe que elaboramos se lo vamos a presentar al maestro Tabárez y seguramente volveremos a Estados Unidos a recorrer las diferentes sedes donde jugará Uruguay para ver las instalaciones y la hotelería", remarcó Belza.

"Habrá que cambiar el chip porque la meta es Rusia 2018"
Celso Otero fue uno de los integrantes que tuvo la delegación de Uruguay en el sorteo de la Copa América. Como él mismo explicó, lo hizo en representación del maestro Oscar Washington Tabárez, “todo un honor, representarlo”, agregó.

Otero, que dirigió a la selección celeste en los partidos por Eliminatorias ante Bolivia y Colombia, analizó el grupo de Uruguay y a sus rivales. Dijo que será “muy competitivo”.

“Tanto México como Jamaica son dos selecciones importantes que ya han jugado Copas del Mundo y Venezuela es un rival duro porque ha crecido a través del tiempo y porque evidentemente el fútbol hoy en día ofrece una paridad bastante notoria en cuanto a las apreciaciones iniciales”, señaló desde Nueva York a Ovación.

EL OBJETIVO
Uruguay debutará el 5 de junio ante la selección azteca, un rival que siempre es complicado para los celestes. “Todos sabemos que México es un rival de alto fuste. Tiene un muy buen entrenador, futbolístas que tallan a gran nivel y eso se ve cada vez que le toca clasificar a un Mundial. Tienen fogueo y roce internacional”, indicó.

De todas formas, la Copa América requerirá de una atención especial, porque el principal objetivo de la Celeste es la clasificación al Mundial de Rusia 2018. “Habrá que cambiar el chip porque va a ser otra competición en medio de un paréntesis en las Eliminatorias. Nosotros tenemos un objetivo claro que es poder llegar al Mundial de Rusia, y no podemos desviarnos de esa meta. La Copa América necesita chip especial, ya que tiene una finalidad en sí misma, de ponernos en un sitial en cuanto a las veces que fue ganada la copa por Uruguay”, sostuvo el ayudante de campo de Tabárez. Uruguay empezó a vivir esta Copa América “tan especial” a su manera.

Ovación

1 comentario:

  1. Qué casualidad, a Mexico lo hacen jugar en Arizona, California y Texas. Pegaditos a la frontera y con la ventaja de la costumbre climática. Lo mismo q en el mundial del '94, ojalá este año no se muera nadie de calor en los estadios. El mismo tipo que decidió que Qatar sea sede mundialista, pensó que era buena idea hacer sede en Phoenix en junio. Genios.

    ResponderEliminar

Soy celeste, soy celeste... celeste soy yo!! ♫ ♫ ♪